Independiente recuperó el grito goleador de Silvera.

Independiente recuperó el grito goleador de Silvera.
El Rojo le pagará 650.000 dólares a San Lorenzo por la cesión del delantero, campeón en Avellaneda en 2002.
Con miras a recuperar su identidad futbolística, Independiente se aferra a lo que en otros tiempos le dio muchos resultados: Andrés Silvera está de regreso en la casa del Rojo, luego de que se acordase ayer un contrato por dos años con la entidad de Avellaneda.

El club conducido por Julio Comparada le pagará a San Lorenzo 650.000 dólares para la cesión del Cuqui, que fue el goleador de Independiente en el Apertura 2002, con 16 tantos. Ese monto era el que el Ciclón le adeudaba al atacante, de 32 años, que se reencontrará con Américo Gallego tras aquella experiencia exitosa hace siete años.

En la reunión entre dirigentes del Rojo y el representante del futbolista, Daniel Mandarino, se descartó un vínculo por objetivos y finalmente será mediante sueldo y primas.

La llegada de Silvera se sumó a los otros tres refuerzos que tiene Independiente con miras al comienzo de la temporada: Luciano Vella, Walter Acevedo y Walter Busse. De esta manera, sobre el mediodía de ayer se disiparon las posibilidades de que Vélez o River, los otros pretendientes, adquirieran al delantero.

La situación de Silvera en San Lorenzo ya era insostenible. Todo se precipitó tras la eliminación del Ciclón en la última Copa Libertadores. Abatido por los reproches de los hinchas, deprimido por sus últimos tiempos en el club y por los inconvenientes personales que lo arrinconaron, el Cuqui dio a conocer un comunicado en el que informaba de su alejamiento de San Lorenzo.

Silvera se recluyó en Comodoro Rivadavia y no atendió durante varios días las llamadas de los dirigentes azulgrana, lo que aumentó la incertidumbre del cuerpo técnico de Diego Simeone. Hasta se dudó de su continuidad en el fútbol, pero las cosas se encaminaron y encontró un refugio en un club en el que dejó muy buenos recuerdos, principalmente por el título en el Apertura 2002.

Ahora, Gallego maneja más opciones en Independiente. Silvera podría compartir la línea ofensiva con Leonel Núñez, con lo que Gandín regresaría al banco. Así y todo, aún no se diluyó la chance del desembarco de Luciano Figueroa.

* Una etapa fructífera

Silvera, que se formó en la Comisión de Actividades Infantiles (CAI) llegó a Independiente en el Clausura 2001 y debutó en el triunfo sobre Vélez por 4-1. Se alejó de la entidad tras el Apertura 2003, con 58 partidos jugados y 22 goles.

Comentá la nota