Independiente hizo Tolo para dejarlo preocupado.

Los ensayos no dejan conforme a Américo Gallego y un nuevo traspié, esta vez con derrota ante la Comisión de Actividades Infantiles por 3 a 2, lo dejó mordiendo bronca. Pero el Tolo prefirió tomárselo con soda e hizo su show con los comentarios habituales mientras espera por que se sume Andrés Silvera y algún refuerzo más que lo tranquilice.
Era el final, ya se había cansado de meter bocadillos fiel a su estilo y una nueva oportunidad desperdiciada, esta vez por Escalante, lo obligó a realizar un breve show made in Tolo. El técnico miró a algunos periodistas que seguían las alternativas cerca de él y comentó agarrándose la cabeza "¡Otro gol más que nos perdemos! Siete, siete ya perdimos" y enseguida replicó "pero no importa, los guardamos para el campeonato. En el campeonato van a entrar vamos, vamos". La risa se desató y Gallego continuó su camino hasta sentarse en el otro banco de suplentes, donde estaban Menotti y sus auxiliares. Es que el Rojo anda medio falto de fútbol. El primer tiempo fue muy pobre desde lo futbolístico ya que no hubo alguien que se hiciera dueño de la pelota, que aportara claridad y se podría decir que hasta extrañó a Leonel Núñez ya que el Gordo encaraba desde atrás, llegaba con fuerza y cuando no castigaba con dureza desde afuera. El Tolo trató que Darío Gandín hiciera esa parte pero la CAI estuvo bien parada durante todo el ensayo y la cosa se complicó.

La primera sorpresa llegó a los 9’ cuando Humberto Vega desde afuera anotó el primer gol, palo y adentro, para adelantar a la visita. En los primeros cuarenta minutos Independiente generó apenas dos situaciones frente a Sciutti, cosa que el entrenador tomó nota. Más que nada a los 32’ cuando Mauro Villegas doblegaba a Hilario, quien no estuvo muy bien en el amistoso, y señaló el segundo gol.

Metio cirugia mayor

Para el complemento Américo Gallego no aguantó y realizó de entrada tres modificaciones con la idea de ir a buscar el partido y tener más juego asociado. Nicolás Martínez, el ex Vélez que se quedará en el plantel, mostró cosas interesantes, sirvió de socio para Pato Rodríguez y a los 2’ Darío Gandín ya había achicado diferencias. Pero la cosa fue que la defensa de la CAI se quejó por una posición adelantada y el Tolo disparó "¿Qué están rezongando? El segundo gol ustedes lo hicieron con la mano".

De ahí en adelante Gallego se entusiasmó con darlo vuelta y comenzó a hablar más que nunca. A Martínez le gritó "atacalo Nico, atacalo" con tal que el petiso fuera hacia adelante. Y como era el único que pateaba al arco agregó "dale Martínez, dale. Fue el único que pateó". A Galeano le recriminó no poder con la marca al acompañar al rival al remarcarle "trabajá el antebrazo nene". A Gandín le pidió sacrificio "Gandín, con alguno de los dos tenés que trabajar" y a Escalante algo similar "Chiquito da una mano ahí, marcalo". Todo mermó a los 9’ cuando Malcorra marcó el tercero y el Tolo entendió que la situación estaba complicada.

El Rojo había mejorado en ofensiva en lo que hace a situaciones de gol, pero no conseguían anotar. Alexis Blanco ingresó por Pato y a los 31’ Vella jugó hacia Busse, el pibe mandó el centro y Escalante puso el segundo de cabeza. Fue la mejor jugada asociada de Independiente a lo que Gallego rescató "es tan fácil el fútbol. Bien, bien, así". No hubo tiempo para lograr la igualdad, Gallego mandó la frase sobre los goles errados y la esperanza de concretarlos en el torneo, y seguramente piensa en que Andrés Silvera pueda ofrecerle la solución a sus problemas en la definición. Asimismo aguarda que los dirigentes le confirmen la llegada de algún otro refuerzo.

Comentá la nota