Independiente estrenó el verano a puro gol en Mar del Plata.

Aplastó a Racing por 4-0 a través de Fredes, Patricio Rodríguez y Gandín -2- en el primer partido del Pentagonal. En La Academia se fracturó Prichoda.
Independiente fue astuto, aprovechó las chances que tuvo y goleó en el primer partido del Pentagonal de Verano, que involucra a los cinco grandes del fútbol argentino. Y encima lo hizo en el clásico de Avellaneda que se mudó a Mar del Plata. Con un equipo alternativo, el Rojo le ganó 4-0 a un Racing que presentó mayoría de titulares.

Pese a que Independiente tuvo un mejor arranque en el partido, fue Racing el protagonista en la primera etapa. El equipo de Juan Manuel Llop presentó una formación sin enganche ante la ausencia (casi definitiva) de Maximiliano Moralez y con volantes por los costados encargados de llegar al fondo, se dedicó a abastecer a Pablo Caballero en el centro del área.

Pero esa fórmula no le dio buenos frutos a La Academia. Independiente contó con una gran actuación de Gabarini, su arquero y aprovechó con varias contras el mal trabajo defensivo de su rival. Cuando iban 18 minutos, Hernán Fredes puso la cabeza y marcó el 1-0 para los de Pepé Santoro. A partir de ahí fue casi todo de los del Chocho.

Antes del final del complemento, Lihué Prichoda tuvo que salir lesionado por una fractura en uno de sus pies y su lugar lo ocupó José Chatruc. Pero en la segunda etapa, el histórico mediocampista no tuvo peso para la Academia, al igual que el resto del equipo. Aunque el comienzo fue favorable para los de Llop, Independiente encontró espacios ante la desesperación de su rival.

En una ráfaga de once minutos, Independiente convirtió en goleada lo que podría haber terminado bien por un gol de diferencia. Patito Rodríguez entró y puso el segundo ante un rebote innecesario de Pablo Migliore. Después Darío Gandín estiró tras un pase del juvenil mediocampista y a los 32 completó el resultado con una definición con mucha clase ante la estática posición del arquero.

Sobre el final del partido, Chatruc vio la roja y le puso el moño a una actuación muy mala de Racing en su debut veraniego. Un llamado de atención para Llop, que con mayoría de titulares fue ampliamente superado por un equipo de suplentes de Independiente. Encima no tendrá a Moralez, que se va a Vélez. Panorama negro para la Academia.

En el Rojo parece ser diferente este comienzo de año. Después de un 2008 para el olvido, el inicio del 2009 fue de la mejor manera. Ahora Santoro deberá ajustar algunas piezas para empezar a definir el equipo. Lo de hoy deja un sabor especial. Y sí, se ganó otro clásico más.

Comentá la nota