Independiente contestó a empresa que lo amenazó con la quiebra.

INDEPENDIENTE: El Club Atlético Independiente le salió al cruce institucionalmente a la empresa "Grape S.A.", cuyos representantes anunciaron que lo llevarán a la quiebra.
El club aclaró que esa empresa no es la Constructora del Nuevo estadio Libertadores de América sino una empresa que debía llevar adelante una parte de la denominada obra civil.

"Dicha empresa había formalizado contrato con el club en fecha 18 de marzo de 2008 y debido a incumplimientos parciales de parte de la empresa, abandono de obra y falta de pago a sus trabajadores, en fecha 27 de octubre de 2008 se la intimó", señala un comunicado.

Según el mismo, Independiente "intimó a `Grape S.A` a que normalizara la situación de los trabajadores y retome la obra dándose un plazo de cinco días".

"Cumplidos los cinco días se remitió carta documento dándose por resuelto (finalizado) el contrato por exclusiva culpa de la empresa, el 5 de noviembre de 2008", continúa la nota distribuida a los medios.

Independiente reconoció que "ciertamente, y por los trabajos efectivamente realizados se adeuda el monto de un cheque que asciende a la suma de $129.000 (por el cual hay un juicio ejecutivo iniciado) y una suma cercana de $600.000 más, que la Comisión Directiva está evaluando abonar luego del informe técnico que ratifique que los trabajos realizados fueron hechos conforme a las reglas del arte y buen construir".

La nota sigue con explicaciones legales que fundamentarían la decisión del club.

Otro capítulo está dado por el costado social de toda esta cuestión y así lo explica el club.

"Corresponde resaltar además que debido a la falta de pago de parte de Grape S.A. a su personal, el Club Atlético Independiente asumió la deuda para no perjudicar a los trabajadores de la construcción que habían cumplido con sus tareas. Dicho compromiso quedó plasmado en un acta labrada por ante el Ministerio de Trabajo -Delegaciòn Avellaneda- el cual se está efectivizando en estos días y que dará lugar a repetir contra dicha empresa", se aclaró.

Luego el club negó que adeude cuatro millones de pesos como reclama la empresa y sobre esa base descree de la posible quiebra.

"Tanto las sumas denunciadas en los medios y el supuesto pedido de quiebra, sólo constituyen manifestaciones sin sustento legal que tienen como fin alarmar al público y pretender amedrentar a la Comisión Directiva de nuestro Club, lo mismo que realizaron previo a la presentación del estadio el 25 de noviembre pasado", advierte el comunicado.

Comentá la nota