INDEPENDIENTE: ¿Dos? ¿Uno? ¿Cero?

El Rojo busca los goles de Figueroa y Silvera. De un momento a otro llegará el que primero se destrabe. Podrían ser ambos. O ninguno...
Goles son amores. Aunque Américo Gallego todavía no encontró a su media naranja... Pretendientes no le faltan: Luciano Figueroa y Andrés Silvera figuran en su plan de citas. De un momento a otro, podría formalizar con cualquiera de los dos. Tal vez termine saliendo con ambos. Lo que no le gustará al DT de Independiente es que lo dejen plantado.

Pasa que tanto las negociaciones por Lucho como por el Cuqui están difíciles. Y por estas horas, en el Rojo no hay plan A o B. Dicen que se conforman con el que primero se destrabe. No descartan que puedan llegar ambos. Y también son conscientes de que se pueden quedar sin ninguno de los dos.

El primero que fueron a buscar fue a Figueroa. Como dice su padre y representante, Jorge, jamás lo llamaron de Independiente. Es que las negociaciones se están llevando de club a club (Genoa es dueño de su pase). Y el que le está mojando la oreja al delantero es César Luis Menotti, quien lo dirigió en Central, justamente, equipo con el que sí hubo una charla formal. Lo difícil está en que el Rojo no puede comprarle el pase y el 9 no hizo gestiones para mudarse a Avellaneda.

En paralelo, Gallego empezó a endulzar los oídos de Silvera, su goleador (16 gritos) en la conquista del Apertura 02. ¿Su armas de seducción? Llamados telefónicos, declaraciones públicas... El Cuqui le dio el sí. Pero antes debe desvincularse de San Lorenzo. Por las buenas, quiere que el Ciclón le reconozca una deuda pero ayer a la tarde-noche no hubo arreglo. En Boedo no lo dejarán salir gratis. Por las malas, desemboca en una inhibición. Y eso atenta contra los planes del Tolo, que está seco de goleadores. Mientras, deshoja la margarita: los dos, uno, ninguno...

Comentá la nota