INDEPENDIENTE 1 - BANFIELD 2: Un triunfo de campeón

Banfield le dio vuelta el partido al Rojo, con carácter y oportunismo, mantuvo el invicto en el torneo y volteó el tercer rival directo al hilo tras los triunfos ante San Lorenzo y Vélez. Independiente se puso arriba con un golazo de Gandín, pero el Taladro empató con uno insólito de Mareque en contra y otro de... Sí, obvio, el goleador infalible: Silva. Ahora es mano a mano con Newell´s hasta el final.
Banfield demostró que tiene chapa de campeón: le ganó 2-1 a Independiente, uno de los que intentó asomarse en su lucha por el título, volteó el tercer rival directo en la pelea por el título (San Lorenzo y Vélez), mantuvo el invicto... Y lo ganó a lo Banfield, o mejor dicho, a lo Falcioni, porque si bien al equipo de Pelusa no le sobró nada y arrancó en desventaja, fue un justo ganador, ya que logró imponer su juego y el estilo que profesa en cada fecha. En un partido táctico, luchado, donde un descuido del Rojo y un acierto de Silva valieron tres puntos y, quién sabe, tal vez buena parte del título...

En el primer tiempo, no pasó nada de nada. Apenas unos intentos de crear riesgo por parte de ambos, pero ninguno tuvo situaciones claras de peligro. Lo único destacado fue un gol anulado a Silva, que se encontraba apenas adelantado.

Ya en la segunda parte, apareció la emoción: a los tres minutos, al Chipi Gandín le quedó la pelota en el aire y no dudó en reventarla hacia el arco de Luchetti. Para la fortuna del goleador, el balón bajó de manera increíble y terminó pasándole por arriba al Laucha, y marcando el primer gol del partido. Pero la alegría del Rojo duró muy poco. A los tres minutos, el uno de Banfield tiró un pelotazo hacia el área de Independiente, y luego de un forcejeo, Mareque cabeceó por arriba de Gabbarini y a este le fue imposible alcanzar la pelota, que ya lo había superado. Esta distracción significó el 1-1, y un bajón anímico del que el equipo del Tolo jamás se pudo levantar.

Ya con este resultado, el entrenador puso toda la carne a la parrilla, y mandó a la cancha a Martín Gómez, a Patito Rodríguez y a Núñez. Pero no sólo no le alcanzó, sino que Banfield se agrandó y fue con todo a buscar el triunfo para quedar en soledad en la punta. A los 30, Marcelo Quinteros desbordó por derecha y ya entrando al área, remató ante la salida de Gabbarini, que con algo se esfuerzo, desvió el remate hacia el punto del penal. Ahí, y con el arco casi en libertad, Papelito Fernández se la tocó a Silva, y éste, cayéndose y de zurda, le pegó al palo derecho del uno, que apenas la vio pasar. Fue 2-1 para el team de Falcioni y todo liquidado.

Con este triunfo, Banfield quedó tres puntos arriba de Newell´s, que mañana completa su fecha jugando el clásico contra Central, y ahora espera haciendo la plancha el partido con Racing. El Taladro sigue demostrando que ya no es sólo la revelación del torneo sino que es serio candidato a quedarse con el título. Independiente, que había amenazado con meterse en la pelea, con esta derrota se despidió hasta de la Copa Libertadores 2010. Hoy, todo, absolutamente todo, es verde y blanco.

Comentá la nota