Las indemnizaciones demandarán más de $ 300 millones

Río Tercero. El discurso de la Presidenta tuvo menos anuncios de los que en la Fábrica Militar y en Río Tercero se esperaba. Hizo alusión al que más expectativa previa había generado: el pago de indemnizaciones a los 12 mil riotercerenses que iniciaron demandas al Estado por las explosiones de 1995.
Dijo que "será para reparar a todos aquellos que sufrieron pérdidas de seres queridos, lesiones o daños psicológicos" por el siniestro ocurrido hace 13 años, pero sin precisar los alcances de la ley que elevará al Congreso. Luego, consultado por este diario, el interventor de Fabricaciones Militares, Arturo Puricelli, señaló que el proyecto prevé abonar una suma "según la demanda planteada por cada uno" y estimó que el monto total que el Estado estima abonar será de "más de 300 millones de pesos".

La suma dependerá de cuantos demandantes adhieran a esa ley: los que no estén de acuerdo podrán seguir la vía judicial. Puricelli evitó pronosticar cifras a pagar. Trascendió que por daños morales podrían ser de 15 mil a 30 mil pesos y para los casos de los siete muertos llegaría a los 600 mil pesos. El plan excluirá a quienes no iniciaron demandas. En realidad, esta ley había sido ya prometida por el Gobierno nacional hace dos años, cuando ante la Justicia Federal y los abogados querellantes aceptó esa salida para los miles de juicios pendientes.

Puricelli también ratificó que el Gobierno tratará de apurar en el Congreso el tratamiento del proyecto de ley que transformará a la Dirección General de Fabricaciones Militares en sociedad del Estado, para darle mayor autonomía y agilidad comercial a las cuatro plantas que le quedan en el país.

Tampoco la Presidenta hizo alusión a la reinauguración de lo que hasta los años ‘90 fue la Escuela de Aprendices de esta fábrica. Puricelli aseguró luego que "en breve" será puesta en marcha, como centro de capacitación de mano obra técnica especializada.

También insistió el ex gobernador de Santa Cruz que continuarán este año las inversiones para recuperar las cuatro fábricas militares, luego del fuerte proceso de decadencia que sufrieron en la década de 1990. "Este año –precisó– se invertirán 25 millones en mejoras de la planta de Río Tercero", que ocupa a unos 550 empleados.

Sorprendió que no haya habido anuncio de aportes para obras públicas en Río Tercero, que el gobierno municipal esperaba sobre la base de versiones.

Comentá la nota