Indemnización millonaria por un negocio ilícito de Berlusconi

En la misma jornada de la manifestación por la libertad de prensa, la justicia civil hizo conocer el fallo por el que fue condenada la Fininvest, empresa-madre del imperio Berlusconi, a pagar 750 millones de euros (1.050 millones de dólares) a la CIR, propiedad del Grupo De Benedetti, que controla el diario La Repubblica, el semanario L'Espresso y una docena de diarios provinciales, por el llamado laudo Mondadori.
Se trata de una sentencia que hace historia en el mundo de la industria editorial y periodística. La batalla por la propiedad de la editorial Mondadori, uno de los grandes gigantes europeos del negocio de libros, revistas, videos y productos informáticos, se desató en los años 80 con la batalla por la propiedad del gigante creado por Arnaldo Mondadori. Carlo De Benedetti logró que la familia del fundador le vendiera la editorial.

El grupo Berlusconi, por su parte, había comprado una parte consistente de las acciones y consiguió que la familia se diera vuelta y lo apoyara. El conflicto multimillonario terminó en la Justicia con un laudo que adjudicó la empresa al grupo Berlusconi. Pero se descubrió después que Cesare Previti, abogado de Berlusconi y su ministro de defensa en su segundo gobierno (2001-2005), había pagado una jugosa coima a jueces y abogados. Previti debio renunciar al ministerio y dar el adiós a la política activa en 2007, cuando la Justicia lo condenó definitivamente a un año y seis meses de cárcel. Berlusconi logró zafar del escándalo. De Benedetti hizo una causa civil por daños y perjuicios que concluyó con la sentencia conocida ayer.

La respuesta del tribunal de Milán será seguramente apelada por los abogados de la Fininvest de Berlusconi. La sentencia establece que por la corrupción judicial sufrida por la sociedad CIR, De Benedetti tiene derecho al resarcimiento por "pérdida de chance" en la batalla judicial por la propiedad de la Mondadori.

La sentencia "no me compensa por no haber podido realizar el proyecto que habría creado el primer grupo editorial italiano, pero establece sin equívocos los comportamientos ilícitos que lo impidieron", comentó De Benedetti. "Después de casi 20 años del fraude realizado para sustraer a nuestro grupo de la legítima propiedad de Mondadori, finalmente nos hacen justicia en el plano civil, después de haberse pronunciado penalmente en forma definitiva". El pago de las coimas por parte del abogado de Berlusconi se hizo a través de la cuenta "All Iberian", un fondo negro en el exterior.

Comentá la nota