La indefinición legislativa complica cada vez más la producción forestal chaqueña

La indefinición legislativa complica cada vez más la producción forestal chaqueña
El retraso en la aprobación legislativa de la adhesión chaqueña Ley Nacional 26.331 de Presupuestos Mínimos de protección de Bosques, privó a los productores forestales del Chaco a proponer proyectos en ese marco, en la primer convocatoria que cerró el 15 de Julio pasado y terminó distribuyendo 80 millones de pesos en 140 iniciativas presentadas desde otras provincias forestales.
La explotación forestal chaqueña suma además la paralización que hace más de tres años implica la moratoria en la entrega de permisos de explotación del recursos, complicando además a la cadena de valor industrial que alimenta en la provincia y refleja además una fuerte caída en la mano de obra ocupada.

En declaraciones a FM Universidad, Edmundo Ibarra, presidente de la Asociación de Productores Forestales del Chaco relató anotó que el proyecto de adhesión enviado por el Poder Ejecutivo provincial, espera tratamiento y despacho en la Comisión de Agricultura de la Cámara de Diputados, en tanto se debe resolver antes la convocatoria a una audiencia pública idéntica a la realizada en Sáenz Peña.

"Son pasos que en dos semanas deberían haber estado, pero esta situación está en este status quo desde antes de las elecciones", encuadró para comentar el avance de los llamados a proyectos que ya se perdieron en el Chaco.

"Si no tenemos aprobada la ley, no podemos acceder a estos beneficios", señaló Ibarra.

Moratoria asfixiante

La situación del sector forestal de la provincia es particularmente delicada si se tiene en cuenta que en tanto no se habilita la adhesión al nuevo marco federal para la actividad, sigue vigente la moratoria local a la entrega de nuevos permisos de explotación.

"Este ya no es sólo un tema forestal", señaló Ibarra anotando que de esta economía, depende el desarrollo "de los dos departamentos más retrasados de la provincia" como señaló al Brown y al Güemez, donde la inversión privada se paró a partir del Decreto que paralizó la explotación forestal ya en la administración de Roy Nikisch.

"El daño es impresionante; las inversiones se paran (à) los que vinieron a invertir hicieron desmontes clandestinos. Esa madera, por ser clandestina, no se ocupó en el sector, se la quemaron" graficó para recordar que la moratoria rigió un año antes de que se aprobara la Ley nacional, lo que ya suma "tres años de paralización de las inversiones, que todos sabemos, se trasladaron a Formosa básicamente", según señaló Ibarra anotando que los propios productores del Chaco protagonizan muchos desarrollos en la vecina provincia con desmontes en la ampliación de la frontera agropecuaria argentina.

Amplio consenso

Ibarra dio cuenta que de la larga serie de contactos previos con los legisladores, en el análisis también del mapa de bosques de la provincia y las zonas delimitadas con diferentes grados de restricción a la explotación, ya se agotó la discusión técnica sobre el tema.

"Creo que hay un gran consenso. No se si será del cien por ciento, pero nuestro sector por unanimidad está de acuerdo con el proyecto del Ejecutivo", señaló.

Ibarra anotó la baja demanda de mano de obra agropecuaria que deviene de la sequía anotando que tampoco se la pudo absorber desde la actividad forestal debido a la paralización de la explotación, por lo que insistió en que se trata de una cuestión prioritaria para el conjunto de la provincia.

"La actividad está muy paralizada, sobre todo en el rollizo de uso tánico, que impacta mucho. Es un sector que exporta el 25 % y el primero que sintió la crisis mundial. En carbón, sale bien el carbón sin chispa, pero el otro ha tenido un freno muy fuerte; en durmientes no hay continuidad y el sector está muy parado; lo mismo que con los muebles", detalló sobre la actividad.

"El consumo argentino también ha bajado mucho, hay bajas de precios, se trabaja con oportunidades pero no hay continuidad; y hay muchos despidos", agregó.

El dirigente forestal anotó que en materia de la aplicación del régimen de Corresponsabilidad Gremial para el blanqueo de los trabajadores forestales, la entidad que preside avanzó "con propuestas concretas" para sumarse al convenio.

Anotó que hoy día el sector forestal emplea en forma directa unas 15.000 personas en la provincia y otras 5.000 en forma indirecta. "Pero si este sector no tuviera las manos atadas, tiene una potencialidad para duplicar la mano de obra", aseguró.

Comentá la nota