El INDEC vuelve a recurrir a las provincias para el Censo 2010

Un año y medio después de haber desmantelado el índice de inflación del interior, el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) volvió a recurrir a las provincias para comenzar a coordinar el Censo Nacional de Población, Hogares y Vivienda de 2010. Confirmaron que debido a que todavía resta completar varias tareas preparatorias, el censo no se realizará en abril, como estaba previsto, sino en una fecha por determinar entre octubre y noviembre.
En un comunicado oficial, el Indec señaló que en el encuentro con los directores provinciales se repasó "el estado de avance de las tareas precensales, principalmente lo relacionado con la actualización cartográfica y la composición de las estructuras de relevamiento necesarias en cada jurisdicción. Adicionalmente a la información habitual que brinda este tipo de operativo, en el Censo 2010 se abordarán temáticas particulares referidas a los pueblos originarios afrodescendientes, así como la discapacidad".

Otra cuestión que ya ha sido resuelta es que la mayoría de los residentes en la Argentina responderán un formulario básico, mientras que un porcentaje mínimo lo hará con una cédula censal ampliada, tal como ocurrió en 1980 y 1991. En las ciudades de menos de 50.000 habitantes, todos recibirán la cédula ampliada; en el resto, sólo la recibirá una muestra representativa.

Algunas provincias pidieron ampliar las preguntas relativas al empleo, un indicador que está siendo cuestionado por analistas privados. "Planteamos que queríamos incorporar alguna otra diferenciación, como distancia del encuestado al lugar de trabajo, tamaño de la empresa donde trabaja o rama de la actividad", dijo Federico Scrimini, a cargo de las estadísticas de Santiago del Estero.

La directora de Estadística y Censos de Catamarca, Cristina Díaz de Luna, confirmó que en mayo último ya se hizo una prueba piloto de cuestionario y que "el 14 de noviembre se va a hacer un censo experimental en dos ciudades".

Comentá la nota