El Indec redistribuye partidas para cumplir con los censos económico y agropecuario

El organismo estadístico usará más de 5 millones de pesos que estaban destinados a "estudios de prefactibilidad" para pagar más horas a los trabajadores que están en ambos proyectos; ATE denunció que es "dinero para mantener a la tropa de Moreno"
El Gobierno decidió hoy redistribuir el presupuesto de los proyectos del Censo Económico y Censo Agropecuario dentro del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec), y así utilizar más dinero para pagar salarios con el objetivo de cumplir con los plazos establecidos en esas iniciativas.

De esta manera, y a través de los superpoderes que detenta el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, el oficialismo modificó sin control del Congreso el rumbo de 5.145.025 de pesos originalmente destinados a "estudios, investigación, y proyecto de factibilidad" para incrementar las horas censales de algunos trabajadores avocados a esos proyectos.

En ese sentido, los trabajadores agremiados en ATE Indec y opuestos a la intervención oficial explicaron a lanacion.com que esta medida busca que la dirección del Indec se haga de más fondos para "mantener a su tropa". Y agregaron que el pago de horas censales se utiliza como mecanismo de disciplinamiento dentro del organismo.

La medida fue tomada a través de la decisión administrativa 323/09 del Ministerio de Economía que dirige Amado Boudou, que hoy acompaña en los Estados Unidos a la comitiva de la presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, en la reunión del G20.

Según las planillas anexas, el organismo dirigido por el director técnico Norberto Itzcovich, utilizará 1.430.050 pesos para incrementar las horas censales de los trabajadores que realicen el Censo Nacional Económico, que se hará el año que viene. Algo similar ocurre con el Censo Agropecuario, que se realizó el año pasado, pero del que aún restan procesar muchos datos. Allí se redistribuirán 3.714.975 de pesos para hacer frente al mayor gasto en salarios.

Ambas partidas estaba anteriormente bajo el ítem contable "servicios no personales", que desagregadamente se traducen como "estudios, investigación, y proyecto de factibilidad".

Después de que se denunciara que el gobierno buscaba controlar la información que proviniera del campo, algunos datos preliminares del Censo Agropecuario indicaron que entre 2002 y 2008, desaparecieron casi 60.000 explotaciones agropecuarias (59.943, exactamente).

Proyectos en peligro. "Dicha medida tiene como objetivo continuar disponiendo de información actualizada sobre los sectores económico y agropecuario donde se detectan cambios producidos en los períodos posteriores a la realización de dichos censos", justifica la norma firmada hoy por Fernández y Boudou.

El 14 de septiembre de 2004 se puso fecha al Censo Nacional Económico a través del decreto 1218. En 2005, se amplió el plazo a través de una nueva norma (el decreto 555). Esta iniciativa debería llevarse a cabo el año que viene junto al Censo Nacional de Población, Hogares y Vivienda de 2010.

En tanto, tras la intervención del Indec de la mano del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, en noviembre de 2007, se definió el plazo para la realización del Censo Agropecuario. Con muchas denuncias de irregularidades, se concretó el año pasado.

Hace unos días, se supo que el Indec volvió a recurrir a las provincias para comenzar a coordinar el Censo Nacional de Población, Hogares y Vivienda de 2010. En una serie de reuniones con los responsables de las direcciones de estadísticas provinciales confirmaron que el censo no se realizará en abril, como estaba previsto, sino en una fecha por determinar entre octubre y noviembre.

Ya a comienzos de este año, se habían denunciado retrasos en las tareas precensales, olvidos de preguntas básicas en los cuestionarios, y el desmantelamiento del equipo de expertos que debía estar a cargo del censo originalmente organizado para el año que viene.

Comentá la nota