El INDEC llega a la Casa Blanca

El presidente de EE. UU., Barack Obama, nombró ayer como número dos del Departamento Internacional del Tesoro a Charles Collyns, un economista del FMI que conoce bien la Argentina y el tema del INDEC.
Collyns trabajó en el Departamento del Hemisferio Occidental del FMI donde siguió muy de cerca la crisis argentina del 2001. Y actualmente está a cargo del equipo de economistas que produce anualmente el Panorama Económico Mundial, que hace ya dos años viene poniendo en duda las estadísticas oficiales del INDEC con un asterisco en el que explica que existen otras cifras diferentes en el sector privado.

Casado con una boliviana, y dueño de un perfecto español, en el Tesoro Collyns estará a cargo de defender los intereses de su país en los organismos multilaterales de crédito: el FMI, el Banco Mundial y el BID. El representante de EE. UU. en el FMI, cuyo voto vale oro, trabajará bajo sus órdenes.

El ex director del Departamento del Hemisferio Occidental en el FMI que fue su jefe, Claudio Loser, dice que Collyns "es un gran profesional que combina el conocimiento teórico con la práctica".

"Conoce muy bien la región, incluyendo la Argentina", dijo Loser a Clarín. "Es muy racional, no se enoja", dijo Loser, quien considera que Collyns, graduado en la Universidad de Oxford, es un ortodoxo pero también es ecuánime, lo que lo lleva a tener cierta flexibilidad.

En octubre del 2007, Collyns no quiso hablar del INDEC en una rueda de prensa. Se limitó a decir: "es muy difícil" proyectar la inflación argentina dado que no hay un "mercado totalmente libre".

Esa vez, Collyns alertó sobre las presiones inflacionarias y sugirió al gobierno argentino que suba las tasas de interés. Un año y medio antes, Néstor Kirchner había cancelado la deuda con el FMI justamente para no tener que escuchar este tipo de sugerencia.

Comentá la nota