El INDEC admitió que el sistema actual para medir la pobreza "tiene algunos problemas"

El director técnico del Indec, Norberto Itzcovich, aseguró que el gobierno mostrará los datos que posee sobre la pobreza, pero advirtió que "no se va a terminar con el secreto estadístico".
Ratificó además que el organismo estatal cambiará "seriamente" el sistema de medición de las personas con necesidades insatisfechas que hay en el país porque el método actual "tiene algunos problemas".

"Estamos estudiando cambiar la metodología de la medición de la pobreza. Esto viene de hace tiempo y es un proceso largo", señaló el funcionario en declaraciones radiales

El proyecto de este cambio comenzó a ver la luz cuando el ministro de Economía, Amado Boudou, se hizo cargo completamente del organismo de estadísticas y censos, en julio pasado.

Al tomar el control, Boudou puso en marcha un fuerte operativo para limpiar la imagen del Indec, afectada por la intervención del secretario de Comercio, Guillermo Moreno.

El descreimiento de las cifras oficiales fue materia de críticas de economistas, dirigentes de la oposición y hasta de los ciudadanos, quienes denunciaron reiteradas veces una "distorsión" en los números.

El índice de inflación se ubicó en el centro de la polémica desde enero de 2007, cuando comenzó la intervención de Moreno, y aún no logra abandonar ese lugar.

En las últimas dos semanas, otro índice muy sensible como lo es el de la pobreza pasó a compartir el rechazo, principalmente, de los economistas y de la oposición parlamentaria.

Ahora, según dijo Itzcovich, el Gobierno quiere modificar el sistema de medición de la pobreza porque el actual "tiene algunos problemas".

Explicó que la metodología en el Indec sólo mide el ingreso monetario de las personas y deja afuera otras cuestiones como el consumo familiar.

"No nos deja conformes la canasta básica alimentaria, porque (su sistema de medición) viene igual desde 1985", sostuvo Itzcovich.

Además, precisó que la metodología de medición de la pobreza se impuso en la década de los noventa, por lo que ahora tiene que ser "aggiornarda".

En ese sentido, consideró que la medición de los niveles de pobreza deben ser acordada internacionalmente, porque "no es un tema de la coyuntura".

"Se habló mucho de la pobreza en esta semana, pero no se puede cambiar en diez minutos la metodología de medición. Se lo va a hacer seriamente", afirmó el funcionario.

Asimismo, defendió al organismo de las críticas que recibe asiduamente al expresar que "hay muchas cosas que se crean en el imaginario".

"Nosotros vamos a mostrar todas las bases de datos, pero no se va a terminar con el secreto estadístico. En el Consejo (Académico) sí lo vamos a mostrar, para tratar de aclarar las cosas y despejar todo tipo de dudas", aseguró.

Comentá la nota