Indagatoria por oncológicos

La ex empleada del Programa de Control de Cáncer del Ministerio de Salud de Río Negro, Sandra Riquelme amplió ayer su declaración indagatoria por la investigación del faltante de medicamentos oncológicos.
Hasta el momento es la única imputada en esta causa que investiga cuatro hechos. Según trascendió la mujer fue indagada sólo por dos de ellos. En la primera convocatoria del juez penal Carlos Reussi se abstuvo, pero luego aceptó hablar.

Ayer se habría desligado de dos imputaciones: haber guardado en su cartera una caja de medicamentos oncológicos "clivec" en la droguería central de Salud y haber realizado un envío al hospital Zatti con varios medicamentos incluido otro oncológico pero al ser abierta la caja respectiva el "clivec" no se encontraba. Riquelme habría recordado que preparó aquel envío pero que no fue la encargada de llevarlo desde la droguería.

Además habría presentado remitos y un cuaderno donde se registraban los envíos de medicamentos oncológicos a los hospitales, describiendo una falta de control en ese área de Salud donde dejó de cumplir funciones tras el inicio de esta investigación. También habría dicho sentirse perjudicada en la relación de confianza que existía para con ella. Por su parte su abogado, Manuel Maza, presentó un escrito reclamando la citación de testigos para establecer quién llevó la caja en cuestión con medicación al Zatti, así como una rueda de reconocimiento con los responsables de la distribución desde la droguería para que la enfermera que recibió la caja en el hospital viedmense reconozca quién se lo entregó.

Comentá la nota