Indagaron al fiscal de Estado sobre por qué no investigó denuncias por irregularidades en casinos

Debido a la aprobación de dos pedidos de informes por irregularidades en los casinos, Pedro Sin se reunió con la Comisión de Seguimiento de Políticas de Juego. El radical Leopoldo Cairone encabezó la charla y estuvo el denunciante, Ricardo Rodríguez. No asistió el responsable del Instituto de Juegos y Casinos, Daniel Pereyra.
La Comisión de Seguimiento de Políticas de Juego del Senado se reunió para tratar dos pedidos de informe del senador Leopoldo Cairone sobre supuestas irregularidades en el Casino Provincial.

El encuentro fue con la presencia del Fiscal de Estado Pedro Sin, por la denuncia que presentó un funcionario en diciembre de 2007 y por las que no obtuvieron respuesta. Se trata del gerente Técnico Consultivo de la gestión anterior del Instituto, Ricardo Rodríguez Figueroa, quien también estuvo hoy en la Legislatura.

En representación del responsable del área provincial, Daniel Pereyra, que no asistió por estar en reunión de gabinete, participó el Gerente General del Instituto de Juegos y Casinos, Horacio Miguel, y el director, Esteban Navarro.

El senador Leopoldo Cairone de la UCR comenzó la reunión planteando que “de ser ciertas las irregularidades, los funcionarios que están a cargo del Instituto Provincial de Juegos y Casinos y los que estuvieron administrando ese organismo durante el tiempo en que se produjeron esas anomalías, estarían incumpliendo con los deberes de funcionarios públicos y se habrían ocasionado graves perjuicios al Estado Provincial”.

Las denuncias incluyen la no homologación de las máquinas de juego, así como la responsabilidad sobre los circuitos cerrados de televisión dentro de las salas de juegos y diversos aspectos de la seguridad de los locales habilitados.

Por otra parte se consultó sobre la cantidad de máquinas permitidas en cada departamento de la provincia, hecho que se “judicializó” en el caso del anexo de San Carlos, donde se otorgó permiso para instalar un sólo espacio físico pero luego se abrieron dos.

Denuncias pendientes

De la reunión quedó sin responder si existe un incumplimiento de una resolución, la número 149, que emitió la gestión anterior y prevé que exista un empleado jefe de sala para controlar el circuito cerrado de televisión, con el que se cuida la seguridad en los lugares de entretenimiento.

Al respecto, el senador Cairone planteó a los funcionarios del Instituto que de no poder cumplir con esta resolución, se debería haber emitido una nueva explicando el motivo por el que aquella no pudo hacerse efectiva, que sería la falta de personal.

Por otra parte, el control de las máquinas, respecto de la carga de fichas, entre otras, podría solucionarse con un “sistema online” cuya información se concentrara en el Instituto y que actualmente sólo se estaría aplicando en provincia de Buenos Aires. Sin embargo, se dijo que tendría un costo que ronda los cuatrocientos mil pesos, porque esta cifra es un porcentaje de la recaudación, que es de alrededor de veinte millones, indicaron.

Respecto de la homologación de las máquinas de juego, que fue otro de los temas planteados en el ámbito de la reunión, el representante del Instituto Horacio Miguel indicó que se ha realizado un pedido a la Universidad de La Plata para realizar un convenio en este sentido así como con un Laboratorio que trabaja en alianza con este ámbito académico nacional.

Comentá la nota