Indagan a Vignatti por el desvío de 170 cheques

El concejal justicialista Oscar Antonio Vignatti fue indagado ayer por el presunto desvío de 170 cheques por alrededor de 500.000 pesos, en el marco de la denuncia formulada en su contra por Carlos Alberto Osorio hijo, propietario de la empresa de colectivos El Indio. El edil se presentó al mediodía en el Juzgado de Instrucción 6 y su testimonio fue recibido por el juez Nestor Daniel Ralli.
La denuncia de Osorio contra Vignatti data de diciembre de 2007 y de acuerdo a aquél, el concejal -en su condición de contador de El Indio-desvió cheques de la empresa, que debían destinarse al pago de cargas previsionales e impuestos, a una cuenta personal del Banco de La Pampa.

El edil concurrió al Palacio de Tribunales solo y con una carpeta con documentación bajo el brazo. Y como la declaración se extendió más de lo previsto, el juez dispuso continuar hoy con el acto procesal.

Una de las pruebas incorporadas al expediente es una pericia caligráfica realizada por la Gendarmería Nacional en Bahía Blanca, y pagada por Osorio, para determinar si hubo firmas adulteradas en una serie de documentos que él mismo presentó al realizar la denuncia.

Osorio dijo al presentar la denuncia que el ex secretario municipal de Hacienda durante la gestión tiernista recibió de El Indio 170 cheques, entre 2004 y 2006, pero que esos 500.000 pesos no los usó para los pagos previstos sino que los terminó girando a una cuenta corriente. "Se llevaba los cheques en blanco y se los endosaba a él mismo", afirmó el empresario del transporte.

Además le imputó a Vignatti haberse abusado de la enfermedad de su padre, ya fallecido, para hacerse firmar dos convenios de honorarios. "Aprovechando esa situación se hizo firmar dos hojas en blanco porque supuestamente había que presentar escritos ante la Comisión Nacional de Regulación del Transporte en Buenos Aires. Pero resulta que nos inició un juicio en reclamo del pago de honorarios y nos embargó dos colectivos. Es por el mismo monto de los cheques, alrededor de 500.000. El es monotributista... me parece que se pasó un poquito del límite que se establece para la facturación", ironizó.

La versión de Vignatti -que desde 1998 había llevado la contabilidad de la empresa de transporte- fue diferente y siempre negó todas esas acusaciones, algo que repitió en la justicia: afirmó que demandó a El Indio "porque la empresa hizo una ruptura unipersonal de la relación laboral y yo me enteré por los diarios", y que los acuerdos de honorarios se rubricaron ante un escribano. En aquél momento, hace algo más de un año, el edil planteó sospechas de que "alguien" buscaba que no asumiera como secretario en la comuna santarroseña.

Comentá la nota