"No incumplí los deberes de funcionario ni tuve mala conducta"

"No incumplí los deberes de funcionario ni tuve mala conducta"
Martín Redrado se desligó de las acusaciones del Gobierno. Señaló que su intención es terminar su mandato y sostuvo que las reservas "tienen que quedar" en la entidad monetaria.
Martín Redrado, el presidente del Banco Central que fue restituido tras haber sido removido el jueves por el Gobierno Nacional de sus funciones, habló la situación política que lo tiene como protagonista en los últimos días.

"No incumplí los deberes de funcionario público, no tuve mala conducta. Al contrario, no tuve el derecho de defensa. Para ser removido como presidente del Banco Central hay un proceso. Tiene que haber una discusión tanto en el Senado y la Cámara de Diputados", afirmó en declaraciones televisivas. Además, agregó: "Lo que exijo es que se me de mi derecho de defensa".

A su vez, el restituido presidente del BCRA aclaró que "mi propósito es cumplir con mi mandato. Eso le hace bien al país. Que tengamos la normalidad de los cambios".

Con respecto a su situación al frente del Banco Central y a una posible nueva destitución, Redrado aseguró: "Yo creo que hay que cumplir con la ley. Si se tiene que remover al presidente del Banco Central hay un proceso descripto en la carta orgánica. Yo le pedí al Jefe de Gabinete que se cumplan esos procedimientos".

Cabe recordar que la jueza en lo Contencioso Administrativo Federal María José Sarmiento ordenó reponer a Martín Redrado como presidente del Banco Central de la República Argentina. De este modo, hizo lugar al recurso de amparo que presentó el propio el abogado constitucionalista Gregorio Badeni, en representación de Redrado, para que no se aplique el decreto de necesidad y urgencia que determinó su salida de la entidad monetaria.

La misma magistrada había fallado en la mañana del viernes a favor de una presentación de diversos partidos políticos, quienes habían exigido que se paralicen las reservas del Banco Central y no sean utilizadas para pagar los servicios de deuda.

Pocos minutos después de ser notificado sobre la decisión judicial, Redrado ingresó nuevamente al Banco Central y se limitó a informar: "Vengo a trabajar, como todos lo días".

El Fondo del Bicentenario

Hace unos días Redrado se negó a habilitar la cuenta para transferir los u$s 6.569 M en reservas que constituirán el Fondo del Bicentenario, destinado a garantizar el pago de deuda, lo que desató el conflicto con el Gobierno. Ante esto, el repuesto funcionario sostuvo que las reservas "tienen que quedar" en la entidad monetaria "porque son de todos los argentinos" y "no de nadie en particular". "Estoy convencido de haber protegido los intereses de los argentinos", añadió.

El titular del BCRA confirmó, por otra parte, que el vicepresidente Miguel Pesce, quien estuvo al frente de la entidad por unos horas hasta su restitución, ordenó la apertura de una cuenta del Fondo del Bicentenario, pero aclaró que "no ha habido depósito" con reservas.

A su vez, negó que haya demorado la implementación de la orden presidencial de integrar con reservas el Fondo del Bicentenario, alegando que una operación de esa "envergadura" requería el análisis "de todos los pasos" y afirmó que, por el contrario, se actuó "de manera profesional y diligente".

En otro orden, avaló a quienes afirman que ese fondo de garantía podría ser presa de los denominados "fondos buitres" que litigan contra la Argentina: "Cualquier argumento podría ser utilizado por la parte contraria".

Cuando se le preguntó si la Presidenta le había pedido asesoramiento antes de anunciar el Fondo, Redrado lo negó. "La Presidenta me comentó este tema media hora antes. Tuvimos una conversación en ese respecto. No suelo asistir ni tener comentarios sobre este tema. La Presidenta no tiene ningún tipo de obligación de pedirme. Le di mi opinión", dijo, pero aclaró, ante la pregunta obligada: "Mis opiniones son para los oídos de la Presidenta".

Comentá la nota