INCREMENTOS DE HASTA 110% EN LAS HABILITACIONES La Coalición denunció otro “impuestazo”: adelantó subas de alícuotas y mínimos en Seguridad e Higiene de entre 50 y 180%

El año que viene llegará con numerosos aumentos en la Tasa de Seguridad e Higiene que el bloque de Coalición Cívica calificó de “impuestazo”. Fue durante su exposición en la última sesión del Concejo Deliberante. Los cambios alcanzan a la industria, el comercio y los servicios con subas de alícuotas y de mínimos estimados entre el 50 y el 180%. La única baja dada a conocer es para la categoría de explotación de canteras. Podría derogarse el artículo que permite a los concejales establecer los alquileres de maquinarias e inmuebles municipales. Suben las habilitaciones entre el 20 y el 110%. Los detalles del proyecto en estudio >>
En la última sesión del Concejo Deliberante, el bloque del Frente Coalición Cívica (FCC) denunció un “impuestazo” al exponer sobre los cambios previstos en la ordenanza impositiva para 2009 con respecto a la Tasa de Seguridad e Higiene.

La misma calificación había dado el bloque que integran Héctor Cavalieri y Franco Cominotto a las modificaciones previstas para la tasa de Servicios Urbanos para los ejercicios fiscales 2009 y 2010.

Los concejales detallaron los cambios que alcanzan a los rubros industria, comercio y servicios con subas de alícuotas y de mínimos, y con la baja específica para explotación de canteras.

El proyecto, que ya tiene aprobación de la sesión preparatoria, y aguarda el tratamiento definitivo en la asamblea de concejales y mayores contribuyentes fijada para el 16 de diciembre, deroga un artículo que permite al HCD establecer los valores de los alquileres de maquinarias e inmuebles municipales.

Asimismo, otros punto de importancia analizado el jueves pasado, es la suba de las habilitaciones en proporciones que van del 20 al 110%.

Durante la exposición, tanto de Cominotto como de Cavalieri, se intentó llevar a debate estos cambios, pero la propuesta fue rechazada por el resto de los bloques que eligió dejar planteada su postura en general sobre la ordenanza y postergar el tratamiento específico para mediados de diciembre.

El FCC consideró oportuno que los concejales se reúnan y debatan sobre cada artículo con los empresarios o sus representantes, afectados por las modificaciones previstas por el Departamento Ejecutivo.

Las subas en detalle

La exposición de Cavalieri en el HCD dejó en claro que, en el rubro industria en general, la tasa pasa a tener una alícuota del tres por mil y un mínimo de 70 pesos, lo que implica un aumento del 50% en la alícuota (que hasta este año era del dos por mil) y un 180% de suba en el mínimo establecido.

Entre las numerosas categorías que se verán afectadas por la suba están panadería y elaboración de confituras y golosinas, elaboración de pastas frescas y secas, higienización y tratamiento de la leche, fabricación de chacinados, embutidos, fiambres y carne de conserva, industrias bebidas no alcohólicas y aguas gaseosas, y fábricas de soda.

Pero, también en el rubro industria y con una suerte muy distinta, la explotación de canteras y minerales que tenía un mínimo de 1.000 pesos bajó a 400. En la exposición del concejal Cavalieri, este ha sido el único rubro que registró baja con respecto al corriente año.

En el caso de las categorías fabricación de textiles, maderas, papel y productos con base de caucho mantiene la alícuota del 3 por mil pero el mínimo aumenta de 25 a 70 pesos. Esta modificación alcanza a la fabricación de ladrillos, herrería de obra, fabricación de muebles, de escobas, jabones, hielo, hojalatería y tornería, entre otros.

En el rubro comercio las modificaciones alcanzan tanto a las categorías de mayoristas como de minoristas. Para los que se dedican a las ventas al por mayor, la alícuota mínima se unificó en el dos por mil, y el mínimo subió un 94%: de 36 pasó a 70 pesos.

Algunas categorías pasaron de una alícuota del dos por mil al tres por mil: aves y huevos, frutas y legumbres, pescado fresco y congelado, abastecedores matarifes, productos lácteos, aceites comestibles, productos de molinería tales como harinas y féculas, vinos, golosinas.

Sobre los comercios minoristas, en general, se mantiene la alícuota de dos por mil y el mínimo de 25 pesos pasó a 40 (60% de suba).

En el rubro servicios, el año que viene llega con aumento en los mínimos que pasaron de 25 a 40 pesos. El bloque FCC recordó que el aumento grande se dio del 2007 al 2008 con el cambio del sistema de cobro (se calculaba sobre la cantidad de empleados y pasó a calcularse sobre la tributación de Ingresos Brutos) y lo que se hace para el año próximo es marcarlos en el mínimo. Se cuentan aquí las categorías restaurantes, hoteles, transporte de cosas, de personas, remolques, clínicas, talleres. Asimismo, los concejales puntualizaron que se mantiene el facultamiento al Ejecutivo para modificar las alícuotas en un 15% “a los efectos de su adaptación a las condiciones de mercado y/o a la aplicación de políticas de promoción”.

Otro de los puntos destacados en la ordenanza impositiva es la derogación del artículo 29 que establecía los valores entre otras cosas para el alquiler de maquinarias e inmuebles municipales. De esta manera, se eliminó el poder del HCD para determinar estos costos.

Por último, Héctor Cavalieri expuso sobre las subas de las habilitaciones que van del 20 y 110%. Las modificaciones alcanzan a los mínimos establecidos.

Las actividades que implican existencia de espacio físico tenían un costo de habilitación de 75 pesos. En este caso, en 2009 habrá doble categoría: los trámites expeditivos tendrán un costo de 100 pesos y el resto de habilitaciones será de 150 pesos. Por otro lado, las actividades que no implican existencia de espacio físico pasaron de 35 a 50 pesos.

Finalmente, se indicó que la ordenanza en estudio diferenció un rubro de los demás: se fijó una tasa máxima a aplicar en 600 pesos para las salas destinadas a juegos electrónicos.

Comentá la nota