Se incrementó el valor de la canasta escolar y la mayor suba se produjo en la indumentaria.

Se incrementó el valor de la canasta escolar y la mayor suba se produjo en la indumentaria.
Según un relevamiento de este Diario, los útiles y la papelería aumentaron un 30 por ciento en promedio. Si se contempla la totalidad del uniforme y ropa necesaria para encarar el nuevo ciclo lectivo, la suba ronda el 60 por ciento. Todavía no hay información sobre los precios de los libros de texto.

Llega el momento de comenzar a pensar en el inicio de las clases y los padres emprenden la tarea –ardua y tediosa- de averiguar los precios de los útiles e indumentaria escolar por toda la ciudad. Si bien los importes de los libros de texto no están confirmados, los útiles escolares ya tienen sus valores, lo mismo que la ropa, que en numerosos locales verifica un impactante aumento.

Entre los productos que han incrementado sus precios, los cuadernos de 24 hojas han subido un 14 por ciento y los de 48, un 22.

En cuanto a las carpetas de ganchos, están un 24 por ciento más caras que el año pasado. Los pegamentos también han sumado valor y hoy cuestan un 20 por ciento más que el año pasado. Respecto a las tijeras, su precio aumentó el 12 por ciento.

En lo que concierne a cartucheras, las más simples cuestan un 18 por ciento más y aquellas de un piso están un 7 por ciento más caras. Las mochilas no escapan al aumento y este año están aproximadamente un 60 por ciento arriba del monto de 2008.

En cuanto a los repuestos de hojas número tres, de primera marca, han registrado un incremento del 37 por ciento en su valor, comparado con el ciclo lectivo anterior.

Entre los productos de la canasta escolar que conservaron o disminuyeron su precio están las carpetas con motivos, el lápiz negro, la goma blanca, los lápices de color por doce unidades, los sacapuntas, las lapiceras y las fibras por seis unidades.

Indumentaria, un tema aparte

Los mayores incrementos dentro del rubro son los que presenta la ropa. Así, por ejemplo, los pantalones jogging aumentaron un 33 por ciento, el buzo de algodón un 30 por ciento; las camperas de polar un 52 por ciento, las chombas un 57 por ciento y las remeras un 6.

En los guardapolvos, los incrementos son alarmantes. Los pintorcitos cuadrillé han crecido más de un 300 por ciento, casi tanto como el guardapolvo recto, que está en más de un 280 por ciento respecto al precio de 2008. Finalmente, el guardapolvo tableado de niña ha ascendido un 133 por ciento.

En total, la canasta de este año -contando la indumentaria y sin calcular los libros de texto que aún no han confirmado el importe- asciende en total a 661,87 pesos, un 63 por ciento más cara que en 2008.

Sin embargo, si excluimos la indumentaria, que en muchos casos no será totalmente renovada, se habla de 116 pesos aproximadamente, un 30 por ciento más onerosa que el ciclo lectivo pasado.

A pesar que los medios nacionales hablan de un incremento del 13 por ciento en la canasta, restará ver qué sucede en los próximos días, ya que antes del comienzo de clase, supermercados y negocios dedicados al rubro pueden sorprender con ofertas al público o con algunas variaciones de precio que habrá que esperar con atención.

Comentá la nota