Se incrementó el trabajo de las fiscalías ante la crecida de hechos delictivos

La gran cantidad y variedad -en cuanto a modalidades- de actos ilícitos en el Partido de Pergamino ha repercutido notablemente en el quehacer de las Unidades Funcionales de Instrucción. La titular de la UFI Nº 7, doctora Alejandra Ghiotti, confirmó el aumento de la criminalidad y remarcó el grado de organización con que trabajan los delincuentes.

El accionar delictivo se ha incrementado notoriamente durante los últimos meses en nuestra ciudad y en la zona rural; prueba de ello es la cantidad de robos bajo distintas modalidades que se registran a diario en los diversos barrios pergaminenses –aun cuando no todos los episodios son denunciados-, lo que ha acrecentado el temor en la población y la preocupación en las fuerzas de seguridad, las autoridades municipales del área y la Justicia.

Asaltos callejeros a transeúntes, motociclistas y repartidores; robos calificados en comercios, empresas, viviendas particulares y establecimientos rurales como así también personas y parejas que fueron víctimas de malvivientes que les sustrajeron las pertenencias y los dejaron abandonados en las afueras de la ciudad, constituyen la gama de hechos ilícitos que en este último tiempo acontecieron en la ciudady que inquietan a los pergaminenses, con total razón.

Consecuentemente, el trabajo de la Policía se ha incrementado, teniendo que destinar la totalidad del escaso personal y unidades a la calle, incluso los recursos humanos y materiales de las dependencias descentralizadas, para hacer tareas de prevención, que es lo que la población reclama.

En el transcurso de las últimas semanas se pudo observar un eficaz trabajo de la División de Investigaciones, que conjuntamente con la Justicia lograron esclarecer algunos de los hechos a pocas horas de producirse y otros que generaban mayor preocupación por su recurrencia.

Para tener un panorama concreto del seguimiento que realiza la Justicia sobre los diferentes hechos ilícitos, LA OPINION dialogó con la doctora Alejandra Ghiotti, titular de la Unidad Funcional de Instrucción Nº 7, fiscalía que además atiende los delitos sexuales.

Criminalidad

En primer orden la doctora Ghiotti se refirió al incremento general de causas por hechos ilícitos, tanto menores como de mayor relevancia, y el aumento de la utilización de armas de fuego.

"Hemos advertido en los últimos meses una suba general de la criminalidad, como así también la planificación de esos hechos por parte de los malvivientes. Por citar un ejemplo, podemos mencionar el caso de los robos a las cajas fuertes en perjuicio de diversos comercios. Evidentemente los ladrones hacen un trabajo previo, como no se veía años atrás.

"Por otro lado, considero que se ha difundido en forma extraordinaria el uso de armas de fuego. La utilización de las mismas es moneda corriente para cometer robos calificados a transeúntes, motociclistas, repartidores, viviendas particulares, comercios y empresas. En casi todos los hechos de estas características que ingresan a la fiscalía se advierte el uso de armas. El problema radica en que las mismas se consiguen fácilmente. A pesar del trabajo de las fiscalías, que secuestran periódicamente una gran cantidad de ellas en diferentes procedimientos, continuamente aparecen otras nuevas. Teniendo en cuenta la gran cantidad de armas ilegales circulantes, no creo que todas sean robadas, posiblemente haya un mercado negro.

"A mi criterio, lo que está faltando es una política de seguridad planificada en cuanto a prevenir la circulación de las armas y eso es competencia del Estado.

"Cabe aclarar que los ejemplares que se secuestran son sometidos a pericias para establecer su procedencia y en caso de haber sido sustraída y poseer la documentación correspondiente, son devueltos a su propietario; de lo contrario son decomisadas para destruirlas".

Seguimiento

Respecto del tratamiento de las numerosas causas que ingresan en cada una de las fiscalías, la doctora Ghiotti explicó que estos organismos judiciales hacen un seguimiento de todos los casos, "pero aquellos hechos que no revisten mayor peligrosidad y son cometidos por autores desconocidos, como hurtos en casas deshabitadas por citar un ejemplo, se tramitan a través de la Secretaría de Autores Ignorados" porque "sería materialmente imposible que cada fiscal se ocupe personalmente de todos los casos. En cambio los hechos graves, donde haya o no un autor definido, tienen un tratamiento directo del titular de cada Unidad Funcional de Instrucción (UFI)".

Delitos sexuales

El Ministerio Público cuenta con siete Unidades Funcionales de Instrucción y aunque todas investigan los llamados "delitos convencionales", también tienen incumbencias sobre determinados tipos de hechos ilícitos que por sus características requieren un trato especial. En tal sentido, las Fiscalías Nº 7 y la Nº 4 de la doctora Karina Pollice, tramitan todos los casos de delitos sexuales del Departamento Judicial de Pergamino. Al ser consultada sobre el índice de hechos ilícitos de esta modalidad, la doctora Ghiotti informó que en los últimos turnos de la UFI a su cargo no se han registrados demasiadas variaciones.

La doctora explicó que operativamente diferencian ella y su colega entre dos clases de delitos sexuales: unos son los que se comenten en el ámbito familiar o vecinal por una persona del entorno de la víctima; y otros los abusos cometidos por un desconocido en espacios públicos. "En los últimos meses ha habido un leve incremento en los delitos perpetrados por personas ajenas a las víctimas, pero cabe mencionar que estos son abusos sexuales simples, una figura prevista para aquellas situaciones de manoseo (lo que anteriormente se conocía como abuso deshonesto) que no representan una violación propiamente dicha".

Finalmente, la titular de la UFI Nº 7 recordó la importancia que tiene reportar este tipo de hechos. "Sin bien suelen no denunciarse por el gran temor que los agresores infunden en las víctimas, la Justicia y la Policía brindan las garantías de seguridad necesarias para los damnificados durante el transcurso de la investigación. La denuncia es imprescindible como punto de partida para la investigación y es el medio principal para lograr la detención del responsable".

Comentá la nota