Un incremento de precios disparó la diferencia entre banderas

La escalada alcista alcanzó esta vez picos de hasta el 12%, particularmente en el gasoil y nafta súper. Es más notoria la brecha entre los costos de combustibles de Repsol YPF en relación a otras banderas.
Después del aumento registrado en los productos de Repsol YPF durante los primeros días del año, la tendencia alcista afectó a otras banderas, como Shell y Petrobras, que realizaron esta semana subas de entre 20 y 40 centavos.

En este sentido, los productos más afectados fueron la nafta especial y el gasoil de alto octanaje, por ser los hidrocarburos más demandados.

Cabe señalar que la suba implementada por YPF durante los primeros días del año trajo como consecuencia una reducción importante de la brecha entre los precios entre las distintas marcas.

No obstante, esta nueva medida llevada a cabo por las otras banderas, volvió a ensanchar las diferencias de precios.

Un relevamiento realizado por EL LIBERTADOR en distintas estaciones de servicio de esta Capital reveló que existen diferencias entre los combustibles que alcanzan hasta el 12 por ciento. Por ejemplo, el litro de gasoil de Repsol YPF cuesta $2.98, de acuerdo a la información proporcionada por Ayelén, empleada de la Estación de Servicio "Coembotá", de Cazadores Correntinos y Tacuarí, mientras que en Shell está a $3.38.

Los playeros manifestaron que esta escalada de precios se da de manera permanente, sólo que en algunos productos la diferencia es casi imperceptible, en tanto que se realizan aumentos de pocos centavos.

No obstante, desde el surtidor Shell Chacabuco, de Cossio y Vidal, aseguraron a este medio que no están previstos nuevos aumentos por el momento.

Sin embargo, a pesar de estas diferencias, explicaron que "se ven largas filas de autos, particularmente los fines de semana", lo que se debería, principalmente, a la oleada turística.

En el caso de Repsol YPF, la preferencia de los conductores por esta bandera que mantiene los precios más bajos hasta el momento, hizo que se notaran faltantes de algunos combustibles en el transcurso de la semana pasada, por lo que tuvo que restringirse las ventas, particularmente de la Nafta Súper y el Gasoil de alto octanaje.

De todas maneras, los playeros de YPF consultados por EL LIBERTADOR explicaron que "por el momento, no se tuvieron que tomar este tipo de medidas, ya que también se reforzó el abastecimiento y, por tanto, puede cubrirse la demanda tranquilamente". De todas maneras, en caso de mantenerse esta diferencia que beneficia a esta firma, podría volverse a restringir la venta en horarios picos.

Comentá la nota