Con el incremento del mínimo se podrá adquirir el 74% de la canasta básica, según un estudio privado

De acuerdo con un estudio de la consultora Ecolatina, el incremento del salario mínimo, vital y móvil tendrá mayor incidencia en el NEA. Esto se debe a que el sueldo promedio en la región es sólo 1,5 veces mayor
El incremento del mínimo vital y móvil impactará con mayor fuerza en las provincias de la región, según un estudio privado. Esto se debe a que el salario promedio en el NEA es sólo 1,3 veces mayor que el mínimo, número inferior con respecto a la Patagonia y Centro del país.

De 1.240 pesos, el salario mínimo vital y móvil del país pasó a los 1.500 pesos. Los aumentos se harán por etapa hasta alcanzar dicha cifra en enero del 2010. En la región, las repercusiones serán mayores. De acuerdo con un estudio de la consultora Ecolatina, esto se debe a que se trata de una de las zonas del país con los sueldos más bajos del país.

Según los datos del Indec, el salario promedio ronda los 1.700 pesos. Mientras que los costos laborales superan los 2.000 pesos, posicionándose las provincias del Norte Grande con los índices más elevados en esta materia.

El estudio revela que el aumento beneficiará a unos 300 mil trabajadores en todo el país, y que puede generar una modificación en la escala de algunos empleados formales y servirá de referencia para aquellos gremios que no acordaron paritarias.

Sin embargo, en un contexto recesivo, según detalla el documento, el acuerdo no representa una mejora significativa para los empleados.

El impacto del nuevo salario diverge entre las provincias

En la Patagonia, donde el sueldo promedio supera tres veces al salario mínimo vital y móvil, las repercusiones son prácticamente nulas. En el NEA y NOA, cuyos salarios son cercanos al mínimo, la incidencia será más significativa.

Por otra parte, la consultora señala que con el salario mínimo vigente desde julio sólo se puede adquirir el 74% de los bienes y servicios básicos. La relación mejorará a partir de agosto, según detalla la consultora, pero a futuro "la suba de los precios volverá a erosionar el poder adquisitivo como lo viene haciendo en los últimos años".

Comentá la nota