"Hay un incremento del consumo estacional bastante importante"

El titular del Enrese, Luis Cabanillas, negó que se produzca, al menos en el próximo trimestre de febrero, marzo y abril, una actualización en el cuadro tarifario de electricidad en la provincia, aunque acotó que "sí hay un incremento del consumo estacional importante en la provincia".
Cabanillas negó que "exista en estudio un incremento tarifario en la provincia. Sí, subrayó, hay un aumento del consumo de energía eléctrica por el uso intensivo y hasta necesario de los climatizadores, por las altas temperaturas estivales reinantes en el territorio santiagueño".

En este sentido, indicó que "la última tarifa autorizada es la de octubre del año pasado, cuando se quitaron los subsidios conforme a lo que estableció el Gobierno nacional, dado que los mismos vencieron y ahora podrá observar el usuario residencial la aplicación del cuadro tarifario vigente. Por el momento, no está previsto un retiro mayor de subsidios, por lo que no habría necesidad de fijar una nueva actualización del cuadro tarifario".

Por otra parte y para dejar tranquila a la población, insistió en que "no hay incremento tarifario para el próximo trimestre; febrero, marzo y abril". Acotó que "por aplicación de la Ley 6612, sancionada y promulgada en gestiones gubernamentales anteriores, los aumentos de los cuadros tarifarios en la provincia de Santiago del Estero están en directa correlación con las políticas tarifarias que se apliquen para las distribuidoras Edesur y Edenor, por el término de 15 años". Aclaró para ello que "nosotros no tenemos cuadros tarifarios propios, salvo los estacionales específicos, que no son significativos".

Con relación a los aumentos tarifarios que, en su momento, provocaron la queja de usuarios, señaló que obedeció al incremento de las tarifas de fines del año 2008, que se agravó con la quita de subsidios que, por decisión posterior del Gobierno nacional se suspendió durante gran parte del año 2009, hasta octubre pasado. Ahora, desde este mes, el producto llega más caro, sin subsidio y se traslada al usuario, concluyó.

Comentá la nota