SE INCREMENTÓ EN BROWN Aseguran que bajó el índice de mortalidad infantil en la región

El índice de mortalidad infantil disminuyó un 0,5 por ciento en la Región Sanitaria VI, de acuerdo a un estudio efectuado en 2008 por la cartera sanitaria de la provincia de Buenos Aires.
En tanto, Almirante Brown, fue uno de los pocos distritos de la zona en el que aumentaron la cantidad de niños fallecidos antes del primer año. Vicente Ierace, titular del área, atribuyó "la mortalidad infantil" al "déficit habitacional de la región".

Según las estadísticas del ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires, el índice de mortalidad infantil en la Región Sanitaria VI bajó un 0,5 por ciento en el 2008, respecto a las mediciones efectuadas en el 2007. De todos modos, ese sector del conurbano se encuentra segundo, luego de la Región Sanitaria XI.

A pesar del descenso de la cantidad de niños fallecidos antes del primer año, Almirante Brown fue uno de los pocos distritos de la zona que no siguió la marcada tendencia de descenso: pasaron de 117 a 132 muertes; mientras que en Lomas de Zamora fallecieron 177 niños en el 2007 y 157 el año pasado. Además, en Florencio Varela se registraron siete muertes más que hace dos años y la cartera relevó 81 casos en Esteban Echeverría.

Info Región dialogó con Vicente Ierace, titular del área, quien atribuyó la gran cantidad de chicos fallecidos al "déficit habitacional y a las condiciones socioeconómicas y ambientales" en las que viven los vecinos.

"Existe un descenso con respecto a la medición del año pasado y hubo esta misma tendencia en toda la Provincia. Estamos trabajando desde hace mucho tiempo en distintas líneas para que lograr una baja en la mortalidad infantil", afirmó Ierace. Y agregó: "Es importante explicar que existen distintos componentes relacionados a la muerte de los infantes y que la mortalidad infantil está fuertemente influida por las variables socioeconómicas y ambientales y al déficit habitacional. También se puede observar una diferencia de casos entre el primer y el segundo cordón del conurbano, porque los segundos son los que tienen tasas más altas. Lomas tiene los dos componentes, tanto del primer cordón como en el segundo".

En ese contexto, el responsable de la Región Sanitaria VI garantizó que es necesario que se realice un "análisis de las estadísticas con los Municipios". "Los datos fueron publicados hace muy poco tiempo, por lo que tendremos que hacer un análisis de las estadísticas junto con los Municipios. Las variaciones son significativas, pero todavía tenemos que revisar las tendencias de los últimos cinco años", resaltó Ierace, ante la consulta de este medio.

Según los especialistas, la mortalidad durante el primer año de vida puede dividirse en dos etapas principales, cada una de ellas con una etiología diferente, la mortalidad neonatal que ocurre durante las primeras cuatro semanas de vida y la mortalidad post neonatal que se produce durante el resto del primer año de vida. La primera sirve como indicador del componente de la mortalidad infantil que puede atribuirse a factores endógenos (vicios de conformación congénita, nacimiento prematuro, consecuencias del parto, etc.), mientras que la tasa post-neonatal sirve como indicador de la mortalidad infantil de origen exógeno (enfermedades infectocontagiosas, del aparato respiratorio, diarrea y enteritis).

Comentá la nota