SE INCREMENTá MáS DEL 35 POR CIENTO CON RESPECTO A ESTE AÑO El Presupuesto 2009 asciende a casi tres mil millones de pesos

Incidencia: el gobierno de Oscar Mario Jorge sostiene que la crisis financiera “tendrá incidencia negativa” en la provincia. Ante este panorama mencionan que “el rol del estado provincial será tomar medidas para que se atemperen los efectos de la crisis”. Dejan entrever que habrá achique de gastos y destinando recursos a la obra pública.
El presupuesto del año que viene será de 2.958.087.531 de pesos. Esa cifra, un 35,8 por ciento más que este año, figura en el proyecto que remitió ayer el Poder Ejecutivo a la Legislatura para que los diputados comiencen a analizar.

En los fundamentos del proyecto se indica que “en el proceso de formulación del presupuesto se deben mencionar algunos aspectos del contexto económico nacional”. “Ello es necesario -agrega-, dado que el comportamiento previsto para la economía nacional es fundamental para el cálculo de los recursos, tanto para conocer el nivel posible de la coparticipación federal de impuestos, como su influencia en la economía provincial y por ende en la posible recaudación de nuestros principales tributos provinciales. Asimismo, el nivel proyectado de las principales variables es fundamental para la cuantificación del nivel del gasto necesario para desarrollar las actividades del estado provincial”.

También se reproducen en los fundamentos, las hipótesis respecto a la evolución de las principales variables macroeconómicas establecidas en el presupuesto nacional para el año 2009, y que son consideradas como datos básicos en el cálculo de recursos y estimación de gastos:

- Crecimiento del Producto Interno Bruto Nacional del 4 % en términos reales y 11,2 % en nominales;

- Nivel de inflación del 8 %;

- Tipo de cambio: 3,19 por dólar estadounidense;

- Recaudación Nacional: crecimiento del 16,6 % con respecto al 2008;

- Gasto Público Nacional: crecimiento en el orden del 15 %;

- Superávit Primario: se prevé en el orden del 3,02 % del PIB.

El proyecto destina un párrafo a la crisis mundial que “tendrá -salvo cambios imprevisibles-, incidencia negativa en la economía de nuestra provincia, ya sea como consecuencia de los problemas que pueda tener el gobierno nacional en el logro de los objetivos recaudatorios y por ende su incidencia en la masa coparticipable, cuando en los niveles recaudatorios previstos para los recursos provinciales”.

Dicen que “ante este panorama, el rol del estado provincial será tomar medidas para que se atemperen los efectos de la crisis, agudizando el control en los niveles de gasto, aplicando los recursos a aquellas acciones para lograr este objetivo, tales como inversiones en la obra pública tendiente a la generación de puestos de trabajo que se verán afectados por la mencionada crisis”.

Impuestos

En los fundamentos de la Ley Impositiva, que el Ejecutivo Provincial remitió a la Cámara de Diputados, se indica que “la recaudación de los tributos provinciales ha mantenido un crecimiento acorde a la evaluación positiva de las variables macroeconómicas. Esta evolución positiva se registra desde la salida de la crisis 2001-2002 sin solución de continuidad”.

Puntualiza la particular situación provincial motivada por “una persistente sequía, que ha determinado la necesidad de poner en situación de emergencia prácticamente a la totalidad del territorio provincial dedicable a la producción agropecuaria. Esto ha incidido negativamente en los ingresos tributarios ligados a la actividad más importante de la provincia”.

Desde el Ejecutivo se menciona “la necesidad de no incrementar la presión fiscal nominal”. Aunque por lo que se desprende de los fundamentos de la ley impositiva “profundizarán acciones” para evitar la evasión fiscal. Apunta “a las acciones ejecutivas de apremio, cruzamiento de datos con organismos nacionales, provinciales y municipales, adopción de modernas tecnologías para la detección del desarrollo de actividades gravadas”.

Comentá la nota