Las increíbles colas para vender dólares

Por Jorge Oviedo

"Toda esa gente que está espantada por la conflictividad social y la inseguridad, que se horroriza por la crispación del Gobierno, que casi no puede llegar al centro por los piquetes, cuando llega, nos vende todos sus dólares y se hace de pesos." Así describe un financista la extraña situación que vive la Argentina en estos días en los que lo habitual era que a mayor incertidumbre política y conflictividad social, hubiera mayor demanda de dólares.

¿La explicación? "La gente creía que habría un estallido y se puso a ahorrar por precaución, ahora ve que el dólar no se fue a las nubes, que no hay colapso bancario, entonces gasta, se da un gusto que estuvo postergando", dice el hombre, que ve cómo el dólar no se deprecia más porque lo sostiene el Banco Central.

Conrado Wittstatt, gerente general de Audi, cree que esa visión es correcta. "El segmento de autos de lujo está recuperándose y con que las ventas del año próximo se mantengan en el nivel del último trimestre, 2010 terminará con un nivel mucho mejor que el de este año", aseguró en la presentación del deportivo S4, con el que espera capturar parte de ese crecimiento. Su competidor BMW, por ejemplo, anunció hace poco el lanzamiento del modelo X1.

Otra visión posible es que a una buena parte de la población no le alcanzan los ingresos y está desahorrando. Por supuesto, no son los que compran autos de lujo. Pero presionan en el mercado cambiario si venden dólares.

Datos duros de que esto puede estar ocurriendo lo aportó el sondeo del Indice de Expectativas Económicas de TNS Gallup y de la UCA. En septiembre, detectó que dos de cada tres familias decía que apenas llegaba a fin de mes con sus ingresos. El 11% dijo estar endeudándose y el 8% dijo estar consumiendo sus ahorros. La situación de empleo, desde entonces, no parece haber cambiado radicalmente y tampoco la de los ingresos.

Más bien parece que para una porción importante de la población los ingresos crecen a una tasa menor que la inflación de verdad.

Es probable que las ventas de dólares se deban tanto al hecho de que la crisis no fue peor, pero también a que la recuperación demorará todavía bastante en llegar al común de la gente.

Comentá la nota