Increíble: Unión-Pro se clavó en el 33,00%, no se mueve, Pagola no entra y recurrirá a la Justicia Electoral para un recuento.

El conteo es increíble: Unión-Pro, en la Séptima Sección, se clavó en el límite casi exacto para lograr un senador: el 33,33% (tiene el 33%), y no sube. El grupo del candidato bolivarense Ricardo Pagola (foto) recurrirá a la Justicia Electoral para que se abran las urnas. Mariano Grau y Juan Carlos Simón (Acuerdo Cívico) ya son senadores, pero la tercera, la olavarriense María Isabel Gainza, pelea voto a voto con Pagola por una banca.
Si uno lo ve en una película, no lo creería: el piso para ingresar a una banca en el Senado está en esta elección por encima del 33,33%, y el bolivarense Ricardo Pagola (Unión Pro) se clavó en 33% con el 97% (777) de las mesas escrutadas en la Séptima Sección.

El total de mesas de la Séptima es 801, pero faltan 24, y aún así en Unión-Pro ya deslizan que van a recurrir a la Justicia Electoral: ``lo que se va a pedir es que se reabran todas las urnas, porque pueden aparecer votos recurridos o impugnados, que cambian toda la ecuación y se altera la relación porcentual´´, le adelantaron a infoeme.com.

La situación de acceso a las bancas en la Séptima ya reúne componentes para un novelón.

En la Sección se juegan tres senadores, históricamente. Cuando ninguna fuerza pasa el 33% de los votos, acceden al Senado las que superan el 16%. Si sólo una supera el 33,33%, se queda con todos, y si son más las que lo superan, se dividen las bancas.

El problema comenzó cuando Acuerdo Cívico superó el piso del 33% y parecía que se quedaba con los tres legisladores: Mariano Grau, Juan Carlos Simón y la olavarriense María Isabel Gainza. Pero Unión-Pro, que llevaba en sus boletas seccionales a Ricardo Pagola y luego a los olavarrienses Julián Abad y Silly Cura, comenzó a subir en el conteo.

Lo increíble: se clavó en 33% exactos (52.274 votos), como muestra la imagen y no sube (es decir, entra) ni baja (es decir se queda afuera), pero con ese número a Pagola tampoco le sirve para entrar. Por eso recurrirán a la Justicia, para un nuevo conteo.

El dato anecdótico, pero no tanto: si los apoderados de Unión-Pro hubieran anotado correctamente la lista de concejales Julián Abad, el olavarriense hubiera sumado votos para concejal que terminaron siendo para Cladera (Acuerdo). Es decir, los tres senadores hubieran sido para Unión-Pro, y los olavarrienses Abad y Cura tenían bancas.

``Julián tiene tal bronca con Julio Garro (el apoderado que anotó mal la lista) que si se lo encuentra no sé si no le pega´´, le dijo a infoeme.com una fuente seccional de Unión-Pro.

Comentá la nota