Incorporan última tecnología en la lucha contra el dengue .

El equipo interministerial se reunió en la jornada de ayer junto a intendentes y comisionados municipales. Se distribuyó material preventivo para afianzar la lucha contra la enfermedad en todo el territorio provincial.
Como parte de la campaña provincial de lucha contra el dengue, el equipo interministerial gubernamental se reunió en la jornada de ayer junto a intendentes y comisionados municipales para evaluar las acciones llevadas a cabo hasta el momento y dar a conocer las estrategias que seguirán emprendiendo para combatir al mosquito transmisor de la enfermedad.

El encuentro estuvo encabezado por el vicegobernador, Ángel Niccolai, y contó con la participación de representantes del equipo interministerial que aborda de manera integral el problema del dengue integrado por la Jefatura de Gabinete, y los ministerios de Salud; Justicia; de la Producción; la Policía Provincial y la Secretaría General de la Gobernación.

En la reunión, fueron descartados los dos casos sospechosos de dengue que se habían denunciado en establecimientos educativos de la capital luego de dar negativo los estudios realizados a las muestras de los alumnos, según indicó el ministro de Salud y Desarrollo Social de la provincia, Luis Martínez.

El responsable de la cartera de Salud informó que hasta el momento se confirmaron 31 casos de dengue en la provincia, que 29 fueron descartados y que hay 162 sospechosos, cuyas muestras se están analizando en el nuevo laboratorio con el que cuenta el Hospital Regional Ramón Carrillo.

El ministro Martínez remarcó que "las zonas de mayores riesgos se encuentran en el norte, en especial, en Sachayoj, Pampa de los Guanacos y Monte Quemado", mientras que en la capital también hay casos sospechados, constituyéndose con Copo, en los dos departamentos que mayores casos sospechados existe en toda la provincia.

Asimismo, informó que hasta el momento en la capital se registraron dos casos de dengue en el barrio Borges y que en ambos casos se trató de personas que viajaban con frecuencia a la zona de Sachajoy, en el interior provincial.

El primer alerta se produjo en febrero de 2009 con la aparición del primero caso y por ello se conformó un equipo interministerial de abordaje de la problemática, conformado por diferentes ministerios. Destacó que este equipo "promueve las acciones integrales junto a equipos locales para el trabajo de prevención y contención".

Con relación al diagnóstico de los casos sospechosos, el ministro de Salud sostuvo que "con la instalación del epidemiológico en el Hospital Regional Ramón Carrillo en cinco horas se puede determinar si estamos o no ante un caso de dengue".

Comentá la nota