Inconvenientes en la provisión a comedores

Desde diferentes espacios comunitarios plantean que los proveedores decidieron no entregar mercadería por falta de pago por parte del municipio. La subsecretaria de Desarrollo Humano admitió un retraso de una semana pero dijo que la situación está solucionada.
Se trata de espacios que nacieron por las profundas necesidades alimenticias que presentan los vecinos de muchos barrios de Luján. En ese marco, los comedores comunitarios resultan un intento por concretar lo que debería ser una obviedad: contar con un plato de comida.

Esta semana se hizo público el malestar existente en diversas organizaciones sociales que llevan adelante iniciativas de ese tipo, por los inconvenientes generados en la entrega de alimentos.

Según plantean, los proveedores decidieron cortar el servicio ante la falta de pago por parte del municipio. Por esta razón, explican que existen retrasos de hasta dos semanas.

En el caso de la Coordinadora de Trabajadores Desocupados (CTD) Aníbal Verón, que tiene un comedor en el barrio Padre Varela, el atraso data de la semana pasada. Al respecto, Juan Acotto explicó que "nosotros teníamos que retirar la orden que nos habían dado, pero nos encontramos con que los proveedores dejaron de entregar por la deuda que tenía la Municipalidad".

"Respuestas no hay. Lo que te dicen es que van a resolverlo lo antes posible, pero nos dicen que el tema pasa por Economía. Tenemos acuerdos firmados que no se cumplen. A nosotros no nos importan los motivos, queremos que se respeten los acuerdos", expresó Acotto.

La organización también destacó que existen los mismos inconvenientes con la entrega de gas envasado: "Los más perjudicados son aquellos que todavía necesitan de la asistencia estatal para tener un plato de comida".

En una situación similar se encuentra el Movimiento de Trabajadores Comunitarios (MTC), que tiene a cargo comedores en los barrios Villa del Parque, Ameghino y San Fermín. Integrantes de la organización contaron que al menos hasta el miércoles no había disponibilidad de verdura ni carne. Como dato, el MTC recibe ocho kilos de carne picada por semana, a repartir entre los tres espacios barriales, cantidad conseguida el año pasado luego de reiterados reclamos y movilizaciones.

NORMAL

Consultada por EL CIVISMO, la subsecretaria de Desarrollo Humano, Mariana Girón, aseguró que la provisión se realiza de manera normal, aunque reconoció que la semana pasada se registró un retraso que ya fue solucionado: "Tuvimos un problema esta semana. El mes pasado nos cortaron por unos días, pero ya está reactivado nuevamente. Una de las cosas que no estamos restringiendo es la ayuda a los comedores".

La funcionaria explicó que en algunos casos se trabaja para que las organizaciones puedan realizar las compras de manera directa y evitar inconvenientes con los proveedores, alternativa que por el momento "está retrasada".

Comentá la nota