Es "inconveniente" perpetuarse en el poder, dijo Uribe

El presidente de Colombia consideró así a extender eternamente el mandato presidencial en el país, pero volvió a evitar una definición sobre sus aspiraciones personales, mientras la oposición comenzó a armarse para enfrentar una eventual re-reelección
Ante un auditorio internacional en Bogotá, Álvaro Uribe señaló anoche que lo "inconveniente" era "perpetuar al presidente, en virtud de que el país "tiene muchos y buenos líderes".

La indefinición del mandatario acerca de si buscará o no la chance de otro mandato -ahora que el referendo sobre el tema pasó otra prueba en el Congreso- no frenó la decisión de dos de los mayores partidos opositores, el Liberal y el Polo Democrático, de armar una coalición contra la enmienda.

Uribe, según la agencia Ansa, aseguró que "en lo personal" no quiere que "que las nuevas generaciones" lo vean como "alguien apegado al poder", cuando él mismo fue "un combatiente de la democracia".

Como en ocasiones anteriores, el jefe del Estado no dijo si quería o no ser reelegido para un tercer mandato, sino que hizo reflexiones sobre el tema.

El martes, el Senado de mayoría oficialista aprobó una ley que convoca a un referendo que busca establecer si los colombianos quieren o no que haya una tercera reelección.

El referendo fue aprobado por la Cámara de Representantes con la opción de que Uribe se postule en 2014, pero el Senado cambió el texto para que pueda aspirar a la reelección ya en el 2010, y por eso ahora el texto debe ser conciliado por ambas cámaras, un paso que no parece fácil para el oficialismo.

La indefinición de Uribe tiene en espera a varios aspirantes, entre ellos los ex ministros Andrés Felipe Arias y Juan Manuel Santos, quienes adelantaron que si el presidente decide ir por otra reelección, ellos darían un paso al costado.

Algunos medios leyeron las declaraciones de anoche de Uribe como parte de una estrategia por si el referendo finalmente se frustra, de modo que su imagen no quede dañada.

Como para sumar más suspenso a la cuestión, Uribe manifestó que se encuentra en "una encrucijada de alma" porque le cabe la responsabilidad de prolongar la llamada política de seguridad democrática y la confianza de los inversionistas.

Las referencias del presidente a su reelección ocurrieron en un foro organizado por la revista The Economist, primero, y después en la Cancillería, después de que, según el portal del diario El Tiempo, voceros de la Casa de Nariño adelantaran que habría anuncios sobre el tema.

Mientras, el Partido Liberal y el Polo Democrático Alternativo -cuyas bancadas se retiraron del Senado antes de votarse el proyecto de referendo- acordaron una estrategia en contra de una eventual segunda reelección de Uribe, basada en la defensa de la Constitución.

El jefe del liberalismo, el ex presidente César Gaviria, y el titular del Polo, Carlos Gaviria Díaz, sostuvieron un encuentro con ese objetivo, y adelantaron la convocatoria a todas las organizaciones sociales para que se sumen a la lucha contra la reelección presidencial.

De acuerdo a la agencia Prensa Latina, el Polo Democrático propuso iniciar una campaña pública contra el referendo, pero los liberales consideraron que no es el momento porque el referendo aún no está decidido.

Parte de las esperanzas opositoras radican en la Corte Constitucional colombiana, a donde llegará el referendo si logra pasar la comisión de conciliación.

"Tengo todavía la esperanza, ojala sea fundada, de que esa entidad haga su trabajo como debe hacerlo", señaló Carlos Gaviria, citado por Caracol Radio.

El artículo aprobado en el Congreso expresa que: "Quien haya sido elegido a la presidencia de la República para dos periodos constitucionales podrá aspirar a un nuevo periodo", con lo que Uribe queda prácticamente en condiciones de una segunda reelección consecutiva.

Comentá la nota