Incógnita: el oficialismo enfrenta nuevas leyes con un número ajustado de votos

Tras las deserciones de algunos aliados K, en los bloques del oficialismo en el Congreso miran con preocupación la suerte que podrán correr los proyectos que envíe la presidenta Cristina Fernández de Kirchner para su tratamiento. Una frase resuena al unísono en ambas cámaras del Parlamento: el número para aprobar automáticamente las normas está ajustado y el clima político ya no es el de antes, por lo que el kirchnerismo tendrá que alcanzar consensos con otros sectores para impulsar las normas.
En rigor, las estrategias para formar alianzas será clave. Pero el escenario es más complejo para proyectos como el de la creación de un ente mixto que se encargue de la comercialización de productos agropecuarios, un tema sensible en el que al oficialismo también corre el riesgo de perder algunos de los legisladores denominados leales que pertenecen a provincias agropecuarias. Es que el kirchnerismo no se repuso del golpe que le asestó el conflicto con el agro, sino que esa debilidad se siente mucho más en un año electoral en el que el peronismo vive un clima interno en ebullición.

En la Quinta de Olivos tomaron nota de ello, por lo que la intención oficial de crear este nuevo organismo ya está plasmada en un borrador, que, según anticiparon fuentes K, presentarán hoy los ministros del Interior, Florencio Randazzo, de Producción, Debora Giorgi, en el segundo encuentro con los dirigentes de la mesa de enlace. El gesto no es menor, sino que significa un cambio en la tradicional metodología K en la toma de decisiones. La idea presidencial es lograr consenso con el sector para luego enviarlo al Congreso.

Es que como consignó ayer El Cronista, a pesar de los esfuerzos que hacen en el Frente para la Victoria por disimular la fragmentación, en el oficialismo saben que sin un acuerdo mediante la norma no pasa con éxito por el Parlamento. “No hay clima para imponer nada. Hay que lograr todo por consenso”, se sinceró ante este diario un legislador con llegada al matrimonio presidencial.

La Presidenta, sin embargo, advirtió ante la Asamblea Legislativa que toda medida que impulse el Ejecutivo, en especial en lo que respecta a herramientas económicas, pasará por el Congreso, con la intención de darle mayor institucionalidad a la gestión. Pero no será lo mismo para el FPV sellar alianzas para aprobar una nueva Ley de Radiodifusión, que una norma que tenga que ver otra vez con el agro. Por ende los cálculos están a la orden del día. En el Senado el bloque K cuenta con 39 o 40 leales (se fueron 4), mientras que en Diputados hay alrededor de 115. En la Cámara baja se jactan por no haber perdido ninguna votación durante el año pasado. Pero por lo bajo saben que los acuerdos para llegar a los 129 votos no será tan sencillo como entonces. En el Senado tienen el número necesario, pero siempre está latente la posibilidad de una huida de último momento.

Comentá la nota