Incluyen a militares en la lucha contra el dengue.

El Estado aportará logística para la limpieza en los municipios.
El gobierno nacional dispondrá que las Fuerzas Armadas participen en el combate contra el dengue. Se usará el sistema logístico militar para que los municipios de todo el país puedan recolectar y transportar los cacharros abandonados en la vía pública, principales focos para el crecimiento del mosquito que transmite la enfermedad.

Esa decisión forma parte del plan general de lucha contra el dengue, que fue acordado ayer entre los ministros de Salud de todos los distritos. El ministro nacional del área, Juan Manzur, se mostró entusiasmado con el compromiso alcanzado con sus pares provinciales para realizar acciones coordinadas tendientes a contener la probable epidemia que se espera para la primavera.

"No serán acciones espasmódicas, sino un plan coordinado en todas las provincias", dijo el ministro.

Manzur exhibió, además, un fuerte respaldo político por parte del gobierno nacional, al presentarse en la reunión el jefe del Gabinete, Aníbal Fernández. Ministros provinciales que estuvieron presentes en el encuentro comentaron a LA NACION su sensación de que las palabras de Manzur tenían el acompañamiento de la Casa Rosada, por lo que se mostraron esperanzados en su cumplimiento.

No es ése un convencimiento menor para los ministros provinciales, ya que del cónclave del Consejo Federal de Salud se llevaron la promesa de que el Gobierno se hará cargo de los gastos que demanden las tareas de limpieza en cada municipio.

Si bien no se habló sobre cifras concretas, se solicitó a los ministros provinciales que presenten informes sobre las necesidades económicas que tendrán para poner en marcha el plan contra el dengue. Manzur anticipó que, según estudios internacionales, se estima el nivel de gasto esperable entre los 12 y 16 pesos por habitante.

Según comentaron tres ministros de Salud consultados por LA NACION, no se avanzó en cuestiones presupuestarias durante esta reunión, porque el diseño de la iniciativa excede el marco sanitario.

"Esfuerzo adicional"

Manzur explicó a sus colegas que existe la decisión del Estado de hacer un esfuerzo adicional para evitar, en lo posible, la repetición de esa explosión del dengue, que conmovió a la sociedad hasta la irrupción de la gripe A. La presidenta Cristina Kirchner invitará a los gobernadores a asociarse a este plan.

La participación militar será una de las acciones concretas para organizar la limpieza de los municipios mediante el aporte de personal, de vehículos y de maquinaría. También se cambiará el sistema de vigilancia epidemiológica, con la descentralización de los análisis de casos sospechosos. En lugar de realizarse el control de muestras, sólo en el Instituto Maiztegui, como ya ocurrió este año, se habilitarán 19 centros de estudio en las provincias. La intención es detectar lo antes posible la circulación del dengue.

Importantes funcionarios del Ministerio de Salud indicaron a LA NACION que se capacitará al personal de Migraciones para impedir el ingreso en el país de personas con síntomas febriles, especialmente en la frontera norte.

Sucede que en la Argentina circuló el serotipo 1 de dengue, mientras que, en Bolivia, por caso, existen las cuatro variantes de la enfermedad, cuya aparición en nuestro país podría complicar la situación sanitaria. Los especialistas explican que puede derivar en un cuadro mortal si una persona que ya sufrió el serotipo 1 es contagiada con otras de las cepas. Este año fueron confirmados 25.989 casos de dengue autóctono y cinco muertes.

Comentá la nota