"Nos incitan a saquear la ayuda que va a Tartagal"

Los dos dirigentes que encabezan la protesta denunciaron a punteros. La Justicia Federal tomó intervención.
Los dirigentes Octorina Zamora y Jorge Orosco, la primera representante de los wichis de Embarcación y el segundo del Movimiento de Desocupados, denunciaron que "punteros políticos vienen donde se encuentra la gente esperando pacíficamente que se les entreguen al menos dos de los once vagones con ayuda social y los incitan a saquear el tren".

"Lo hacen con la intención de quitarle legitimidad al reclamo de tantos hermanos que tienen necesidades y después calificarlos de saqueadores y delincuentes. Pero nosotros vamos a hacer todo el esfuerzo para que esto no suceda", señalaron los representantes de los manifestantes.

Además, la dirigente wichi aseguró que "queremos que se entregue la ayuda pero no de forma violenta sino que sea otorgada por las autoridades".

El conflicto se inició el miércoles a las 7 de la mañana, hora en que arribó, proveniente desde Buenos Aires, un tren compuesto por 11 vagones que trasladaba ayuda social para los damnificados por el alud que devastó medio Tartagal, el nueve de febrero pasado.

Pero algunas horas más tarde aborígenes y desocupados de Embarcación comenzaron a reunirse para exigir que 2 de los 11 vagones queden para las familias más necesitadas de la localidad.

Hasta anoche, al cierre de esta edición, los desocupados -unas 150 personas según la Policía- permanecían en los predios del ferrocarril esperando que el intendente de Tartagal, Sergio Leavy, y Alfredo Llaya, de Embarcación, los autoricen a distribuir la ayuda.

No sólo zapatillas

Jorge Orosco, un docente desocupado que representa a los criollos que permanecían apostados cerca del tren, reiteró que la gente "no se va a mover porque ya sabemos que al tren se lo van a llevar a Pichanal. Esta es la tercera formación que llegaba hasta Embarcación desde que en Tartagal ocurrió el alud".

"Quienes descargaban el tren y cargaban en los camiones para llevar la ayuda a Tartagal eran desocupados de Embarcación. A ellos se les pagaba con mercadería y ropa que venía en el tren y que es resultado de campañas de donaciones que se hicieron en distintas ciudades de la provincia de Buenos Aires", afirmó.

El dirigente sostuvo también que "a diferencia de lo que mucha gente cree, no venía sólo ropa, calzado y algo de mercadería no perecedera sino que también se transportaban juegos completos de muebles, electrodomésticos, televisores y hasta hornos microondas; los compañeros que están en este momento con el grupo son los mismos que nos contaban lo que traían esos vagones porque ellos los cargaban en camiones y en vehículos particulares".

Orosco dijo que "no pretendemos que nos den los electrodomésticos pero sí alimento, ropa y calzado porque la gente, si está hace más de 48 horas, es porque necesita, no porque le guste estar tirada en las vías".

Comentá la nota