Incidentes en sede de Anses por un paro sorpresivo

La gente reaccionó porque estaba haciendo fila desde la madrugada. Atendieron en 9 y 58.
La decisión del personal de la Anses de la calle 4 entre 48 y 49 de no atender al público en rechazo al posible desplazamiento del gerente de esa unidad de gestión -UDAI La Plata Norte- provocó la reacción de los vecinos que, desempleados y con familia numerosa, fueron a inscribirse para la asignación especial por hijo de 180 pesos que otorgará el Estado. Las fuerzas policiales, con la participación del cuerpo de Infantería y varios móviles, debieron intervenir ante la bronca de la gente que tras largas horas de espera se enteraba de que, por la protesta de los empleados, derivaban el trámite a la sede de 9 entre 58 y 59, donde debían encarar una nueva cola.

Después de cinco horas de aguardar en una larga fila, Daniela Roldán, desocupada del barrio El Retiro, con cuatro hijos menores de 18 años, no podía creer lo inútil que había sido la espera desde las cuatro de la madrugada para conseguir un lugar que le garantizara la atención. Como ella, decenas de personas se indignaron y a las nueve y media de la mañana, cuando habían pasado más de 60 minutos del horario de apertura y la sede no abría sus puertas, la cuadra del ex Mercado se convirtió en un caos. Hombres, mujeres, jóvenes, y chicos cortaron la calle mientras pedían a gritos que levantaran la cortina metálica, volaban algunos cascotazos contra la persiana y golpeaban la entrada ante un escudo de policías que intentaban frenar el disturbio.

Como se informó en la edición de EL DIA de ayer, existen fuertes versiones del alejamiento de sus funciones de los gerentes locales de la Anses. La Administradora Nacional de Seguridad Social (el organismo que paga las jubilaciones y pensiones) está representada en la UDAI de calle 4 por Hugo Contini y en la UDAI de 9 por Ariel Couseiro. Según transcendió, ambos serían reemplazados en sus cargos por funcionarios de la anterior gestión comunal platense.

Los 42 trabajadores de la sede de 4 se oponen al cambio de autoridades. "Decidimos, después de realizar una asamblea, no atender al público en repudio al desplazamiento del gerente. Nos parece una medida inconsulta y que atenta contra el respeto a la carrera administrativa por la que todos los gremios estamos peleando", explicó una de las empleadas que se rebeló ayer contra la medida que removería a su jefe.

Al mediodía, cuando los que habían hecho la cola ya habían decidido ir a la UDAI de 9, seguía llegando gente a las oficinas de la calle 4. Pero un cartel que informaba que "no se atenderá el público en repudio al cambio de gerente de la UDAI La Plata II" frenaba el intento de acceder a los $180 por hijo que ofrece el beneficio a los desocupados y trabajadores informales. Un agente de la Policía repetía minuto tras minuto que el trámite había sido derivado a la sede de 9.

Contini no quiso hablar. Sobre su posible remoción del cargo el funcionario sólo se limitó a decirle a este diario que "no hay nada oficial, solamente me notificaron de palabra".

Comentá la nota