Por incidentes con el público, la sesión estuvo a punto de suspenderse

El recinto estuvo repleto. Al Concejo llegaron militantes, trabajadores municipales que adhieren al gobierno, y la totalidad de los funcionarios que actualmente integran el gabinete municipal, además de los hijos del intendente Pérez que ocuparon las primeras filas.
Por incidentes con el público, la sesión estuvo a punto de suspenderse. El recinto estuvo repleto. Al Concejo llegaron militantes, trabajadores municipales que adhieren al gobierno, y la totalidad de los funcionarios que actualmente integran el gabinete municipal, además de los hijos del intendente Pérez que ocuparon las primeras filas. Cuando se estaba dando lectura a la parte final del dictamen de la comisión investigadora, por los gritos, insultos y acusaciones que recibían algunos ediles, el presidente del Concejo Deliberante, el doctor Esteban Reino amenazó con desalojar la sala por la policía, que ya estaba en el recinto, y luego se pasó a un cuarto intermedio. Cuando se retiraban los concejales de la oposición desde el público se le arrojó una zanahoria al doctor Steffan, hecho que no pasó a mayores. Minutos después, volvió la calma, aunque en reiteradas oportunidades Reino debió interrumpir a los concejales por los gritos y el murmullo en la sala que impedían el normal desarrollo de la sesión.

Comentá la nota