Incidentes en el Congreso del Partido Justicialista de Jujuy: Jenefes echó a Morales y el legislador se desmayó

Incidentes en el Congreso del Partido Justicialista de Jujuy: Jenefes echó a Morales y el legislador se desmayó
El congresal y diputado provincial Miguel Morales sufrió un desmayo ayer luego de ser echado de la sesión del Congreso partidario por el presidente del cuerpo, Guillermo Jenefes. Morales, que había sido citado en su carácter de congresal, tuvo una descompensación y se desplomó en la sala, cuando se negó a cumplir la orden de retirarse. El legislador fue atendido en la guardia de la Clínica del Rosario y se informó que había sufrido una brusca baja de glucemia y una crisis hipertensiva. Jenefes declaró que todo fue un “show”.

La sesión del Congreso del Partido Justicialista Distrito Jujuy para definir la forma en que se elegirán los precandidatos provinciales devino en un escándalo mayúsculo. Todo empezó cuando Jenefes expulsó de la sesión a Morales, con el argumento que el legislador se encuentra con la afiliación suspendida y no podía participar del Congreso. El diputado díscolo, sin embargo, había recibido la notificación del partido para asistir y se le registró la asistencia.

La sesión del máximo órgano partidario el PJ era presidida por el vicegobernador Jenefes, junto a los diputados nacionales Rubén Rivarola, Marcelo Llanos y María Eugenia Bernal y el diputado provincial Jorge Noceti, miembros de la mesa directiva.

La expulsión de Morales despertó la protesta y el rechazo de varios congresales, al tiempo que partidarios de Jenefes apoyaban la decisión del presidente del Congreso. En medio del tumulto y los insultos, el legislador sufrió una descompensación y se desplomó en la sala, siendo asistido por un servicio de emergencia minutos después. Finalmente, ayudado por sus compañeros, salió de la sede del partido y fue trasladado a la guardia de la Clínica del Rosario, donde se lo atendió por una baja de glucemia y una crisis hipertensiva, según dijo a la prensa el concejal Guillermo López Salgado, dato que corroboraron familiares.

Mientras tanto en el partido, el Congreso siguió deliberando, aunque con menos congresales y un clima denso ya que varios se habían retirado junto a Morales.

Jenefes minimizó los hechos calificándolos “avatares de la política” y en declaraciones a los medios sostuvo que todo había sido un “show”. Según dijo, “Morales vino a hacer un show, él está suspendido y pretendió participar del congreso y no podía. Si está suspendida su afiliación no es congresal y por ende no podía participar. Vino expresamente a provocar un show”.

Añadió que “hay gente que todavía no logró superar algunas cuestiones, yo no lo he suspendido, fue el presidente del partido con el Consejo del Partido Justicialista y los actos de cada uno serán juzgados por la opinión del pueblo de Jujuy. Yo ya dije: no es de justicialistas robar el sueldo a los empleados”, afirmó, dando por terminada una improvisada conferencia de prensa.

En Facebook, la cuenta del Consejo Provincial de Planificación del PJ registró los hechos, aunque restándoles relevancia: “en estos momentos –escribieron- está constituida la asamblea el Congreso Provincial del Partido Justicialista distrito Jujuy, en la sede de avda. 19 de abril; para resolver acerca de la convocatoria a elecciones internas en las categorías diputados provinciales, concejales y comisiones municipales. Luego de haber logrado sortear la presencia de individuos infiltrados que no son miembros del órgano de gobierno de nuestro partido, la jornada de discusión y debate está en pleno desarrollo”.

Coment� la nota