Los incidentes comenzaron en la madrugada; hubo lesionados

ILLA LA ANGOSTURA (AVLA)- Según fuentes policiales, los últimos incidentes comenzaron cuando miembros de la comunidad Paichil Antriao cortaron un árbol y la tranquera del lote del propietario Daniel Ducau, y los tiraron a la calle para cortar el acceso.

"Ahí empezaron los cruces con la policía", señaló el propietario, quien al mediodía radicó la denuncia en la comisaría por la rotura de la tranquera.

El grupo de la comunidad estaría integrado por personas mayores, muchas de Bariloche. "Son gente que vino en apoyo de la comunidad, son gente de todos lados", informó la inanlonko de la comunidad Paichil Antriao, Amandina Gutiérrez. Por la mañana eran alrededor de 15 y a la tarde, fuentes policiales aseguraron que se sumaron unas 20 personas más. El grupo se escondía en el bosque y desde allí enfrentaban a la policía con gomeras.

"Hubo una versión de desalojo y por eso reaccionaron. Las versiones de desalojo siguen", indicó Gutiérrez.

El nuevo enfrentamiento tuvo como escenario el acceso al Cerro Belvedere. Hubo piedras por un lado y balas de goma por otro. El resultado, al cierre de esta edición, era de algunos policías con excoriaciones y un miembro de la comunidad con una lesión en una de sus manos. Como el lugar es el acceso a uno de los puntos turísticos más visitados -cascada Inacayal y Mirador Belvedere- varios turistas desistieron de su intención de realizar la excursión y algunos, los menos, se animaron a cruzar la barricada de policías y correr el riesgo de recibir un piedrazo.

Si bien los hechos comenzaron alrededor de las 6 de la mañana y continuaron durante todo el día, al mediodía la policía local informaba que estaba todo "tranquilo".

Señalaron extraoficialmente que algunos de los agresores llevaban bombas molotov y que encontraron palos con clavos y cuchillos. "Lo usaban para amenazar y tiran piedras", comentó un policía. Desde la comunidad niegan haber utilizado molotov.

Tanto en el acceso al Cerro Belvedere como en la calle Traful, en la zona alta del barrio Epulafquen agentes del grupo GEOP realizan una guardia permanente.

Comentá la nota