Incesantes despidos en el campo

Pehuajo: Una vertiginosa ola de despidos, viene en ascenso desde el primer trimestre del año, hace que la demanda de seguros por desempleo procedente del sector rural se incremente mes a mes. El hecho fue confirmado por el titular del RENATRE (Registro Nacional de Trabajadores Rurales y Empleadores) en Junín, al que pertenece Pehuajó, así como desde la UATRE Pehuajó, desde donde se envían las tramitaciones a aquella delegación.
Una vertiginosa ola de despidos, viene en ascenso desde el primer trimestre del año, hace que la demanda de seguros por desempleo procedente del sector rural se incremente mes a mes. El hecho fue confirmado por el titular del RENATRE (Registro Nacional de Trabajadores Rurales y Empleadores) en Junín, al que pertenece Pehuajó, así como desde la UATRE Pehuajó, desde donde se envían las tramitaciones a aquella delegación.

Cientos de trabajadores relacionados con la agricultura y la ganadería llevan gestionando ese beneficio en ese organismo, que otorga una ayuda monetaria periódica a los hombres que pierden su fuente de trabajo.

Martín Duhalde, a cargo de la Delegación Norte de la entidad registran con sede en Junín, que a través de la experiencia diaria y el contacto con quienes llevan una vida ligada a la labor campestre, la crisis del sector se evidencia cada vez más.

"El mes pasado iniciamos 140 prestaciones de seguro por desempleo y el número viene en alza. La situación se viene notando desde el año pasado pero se agudizó en los últimos cuatro meses, después de la sequía", marcó Duhalde.

Fundamentalmente, en la zona de la ganadería es en donde más desempleo está habiendo, ya que según el testimonio de Duhalde, "está siendo avasallada por la agricultura", actividad que por cierto por estos días está también sumamente castigada por diversas circunstancias, entre ellas la sequía.

Una vez consumado el despido del trabajador rural, la ley prevé que en sesenta días el seguro tiene que estar otorgado. "Nosotros lo estamos emitiendo mucho tiempo antes, pero ahora, con este desborde que obligó a tomar más gente para efectuar las tramitaciones, estamos nuevamente en una demora de dos meses", señaló el titular del RENATRE.

Entre las cuestiones que se deben monitorear entre el momento en que el demandante inicia el trámite y la concreción de los pagos, hay que verificar con los distintos organismos de seguridad social que el trabajador no esté siendo beneficiado por otro plan asistencial, si no se le deniega la asistencia.

"El monto de la cuota es el equivalente al cincuenta por ciento de la mejor remuneración obtenida en los últimos seis meses. La duración del seguro es en función del tiempo trabajado antes de ser despedido", recordó Duhalde.

Comentá la nota