Incertidumbre en los productores locales por el precio de la uva

El efecto de incertidumbre ha caído sobre la cadena de precios de la vitivinicultura por la volatilidad que invadió los mercados mundiales debido a la crisis mundial. Así lo informó el sitio web del Área del Vino.

De acuerdo a la nota, en la zona Este las mermas en la cosecha son importantes y el mercado de uvas para vinos genéricos está complicado. Por un lado, por la falta de volumen y por otro, por las expectativas que generan los anuncios del Gobierno sobre su intervención directa en el mercado de uvas y en el de mosto.

Para las varietales destinadas a vinos de alta y media gama, la situación es mucho más complicada. Los grandes jugadores del mercado no han salido a comprar o están comprando menos que el año pasado. Además, a esto se le suma que los productores están entregando sus cosechas sin precio y que no existe todavía un valor de referencia en el mercado.

Por eso, en este año la cautela predomina en los actores dedicados al mercado de uvas varietales. De hecho, y pese a que las bodegas han salido a comprar uvas, la definición sobre el precio que marque una tendencia todavía no se ha podido ver cristalizada. Lo cierto es que las bodegas no están fijando precios y se prevé que las negociaciones con los productores lleguen a fines de abril o a principios de mayo sobre la base de los precios del año pasado y desde allí arranquen.

Con la baja en los despachos y las exportaciones, la mayoría de las bodegas sostienen que habrá que ver cómo se comporta el mercado para poder marcar precios en las uvas que ya el panorama es incierto y no se sabe con exactitud cuál será la demanda de vino argentino desde el exterior.

Según las fuentes consultadas por Área del Vino indicaron que persiste la tendencia de años anteriores para los Cabernet y Merlot de gama media y baja. Estas son unas de las piezas más difíciles de colocar en el mercado de uvas, si no tienen la calidad necesaria para los vinos, mientras que el Malbec sigue siendo el rey de la demanda de variedades.

Los anuncios de grandes bodegas sobre la baja en la compra de uvas para este año y la posible salida a comprar vinos en el mercado de traslado han generado rumores sobre una posible alza de precios en ese mercado en los próximos meses cuando las aguas estén más claras. No obstante, desde la industria se muestran reticentes y sostienen que con la crisis internacional no habrá mucha demanda que presione para una suba del precio.

El mercado de uvas para la elaboración de vinos genéricos también está revolucionado, el anuncio del Gobierno provincial de salir al mercado a comprar uva para elaboración de mosto a $0,60 el kilo financiado con un plus de $0,10 en noviembre ha recalentado el mercado.

Según fuentes consultadas por Día a Día del Vino, esta semana una de las cuatro empresas más importantes del mercado de vinos genéricos está comprando a $0,57 de contado las uvas tintas B, mientras que varias bodegas del Este están comprando financiado (en 6 o 7 meses), uvas blancas a $0,60 el kilo y tintas B a $0,65. Esto habla de un mercado de vinos que podría rondar entre $0,90 por litro y $1.

Comentá la nota