Incertidumbre por el efecto que tendrá en su planta en Río Grande el anuncio de Philips.

El grupo holandés de la electrónica Philips anunció que despedirá a 6 mil trabajadores en el mundo en 2009 “para adaptarse a la crisis económica mundial que pone sus resultados en números rojos”, dijo su presidente Gerard Kleisterlee. En la Argentina Phillips tiene una planta en Río Grande (FAPESA), donde, según señala en su página web institucional, se fabrica el "80% de productos de audio y video que comercializa" en el país. La reestructuración cuyo principio ya había sido anunciado a finales de 2008, debería permitir al grupo ahorrar unos 400 millones de euros al año a partir del segundo semestre de 2009, precisó un vocero del grupo citando a Kleisterlee.
El grupo holandés de la electrónica Philips anunció que despedirá a 6 mil trabajadores en el mundo en 2009 “para adaptarse a la crisis económica mundial que pone sus resultados en números rojos”, dijo su presidente Gerard Kleisterlee. En la Argentina Phillips tiene una planta en Río Grande (FAPESA), donde, según señala en su página web institucional, se fabrica el "80% de productos de audio y video que comercializa" en el país. La reestructuración cuyo principio ya había sido anunciado a finales de 2008, debería permitir al grupo ahorrar unos 400 millones de euros al año a partir del segundo semestre de 2009, precisó un vocero del grupo citando a Kleisterlee.

Todas las divisiones de la empresa se verán afectadas por el recorte, precisó el vocero negándose a dar más detalles, según consignó la agencia francesa AFP. Por lo que se abre una verdadera incertidumbre por el efecto que tendrá en FAPESA el anuncio formalizado.

FAPESA es una de las plantas más importantes que tiene la ciudad de Río Grande, y ya hacia fines de 2008 registró la caída de los más de 60 contratos, y aún no existe confirmación sobre una eventual renovación cuando se retome la normal actividad productiva de la planta.

Philips registró pérdidas netas de 186 millones de euros (242 millones de dólares) en 2008 tras haber perdido 1470 millones de euros en el cuarto trimestre debido principalmente a la revaluación de su unidad Lumileds, afirmó Kleisterlee en la presentación de las cifras anuales del grupo.

En 2007, el grupo holandés había registrado un beneficio neto de 4160 millones de euros.

Comentá la nota