Por la incertidumbre, se cae la demanda interna de vino

Había caído 6,3% en enero y en febrero rompió la barrera del 10%. Ya es el quinto mes consecutivo de retracción. El volumen exportado de vino a granel se redujo a la mitad.

Las salidas de vino autorizadas para consumo en el mercado interno durante enero de 2009 alcanzaron un volumen de 736.628,92 hectolitros, lo que representa una disminución del 6,29% con respecto al mismo mes del año anterior. Al considerar las ventas totales (incluidas exportaciones) la caída alcanza el 15,08%.

El porcentaje en que se retrajo la demanda dentro del país, que roza el 7% en Mendoza, varía según la forma de comercialización. Si bien con 1.588 hectolitros vendidos el vino a granel es el que más perdió (63,4%); el fraccionado también sintió el impacto tan temido de la incertidumbre del mercado (5,9%),

Sin embargo, el escenario negativo no se circunscribe a enero, ya que febrero profundizó la tendencia. Si bien el INV aún no los a a conocer, se sabe que el recorte será superior al 10%, comparado con el año pasado, con lo que empieza a confirmarse cuánto pesa la incertidumbre entre los consumidores argentinos.

De hecho, el primer bimestre cerraría así un ciclo de 5 meses consecutivos de caída, que comenzó en octubre de 2008, con un 9,3% en Mendoza y que al mes siguiente había alcanzado a una variación negativa máxima del 14%.

En esas condiciones, la cosecha va en camino de elaborar casi 7 millones de hectolitros de vino. Quiere decir que, si terminara ahora y la industria dependiera sólo del consumo interno, a este ritmo de demanda se acumularía volumen para unos 10 meses.

Durante 2008 el consumo interno de vino fue de 10,6 millones de hectolitros, en tanto que las exportaciones totalizaron 4,1 millones, el mismo volumen que se elaboró hasta ahora en esta cosecha.

En tanto, desde el área de Fiscalización del INV admitieron demoras con la informatización de las declaraciones juradas, con lo que cabe esperar ajustes en los números finales.

Un análisis detallado por tipo de envase muestra a las botellas como las de resultados más pobres. Durante enero salieron al mercado algo más de 295 mil hectolitros, cuando a principios de 2008 ya se había despachado un volumen 57 mil hectolitros mayor. En el ránking de merma comercial siguen las damajuanas, con 12,2% respecto al año anterior.

"Se espera una caída aún mayor, por lo que con seguridad los despachos no llegarán a los 800 mil hectolitros. Igual seguirán habiendo de tres a cuatro meses de stocks", señaló el presidente del INV, Guillermo García, para quien aún no puede asegurarse que se deba a una baja real de la demanda.

Según García, el comportamiento del mercado por ahora puede explicarse en la incertidumbre, pero más de los mayoristas que de los propios consumidores. "Es posible que estén liquidando sus existencias y en este contexto optan por no hacer más pedidos", analizó.

Del lado de la demanda, a principios de año el tetra ganó cinco puntos de participación en el total, constituyéndose en la única excepción entre los despachos y tal vez en el indicio de un incipiente cambio en el consumo.

En cuanto al futuro próximo, el titular del Instituto recalcó que "ya no es un problema propio de la industria vitivinícola. Por lo tanto es difícil tomar medidas cuando no se puede dimensionar el nivel de actividad".

Exportaciones

Según los números preliminarles del INV, hasta marzo el nivel de exportaciones de vino embotellado es similar al de 2008. Pero lo que realmente preocupa es el panorama del vino a granel, que arrancó 2009 con casi 107 mil hectolitros vendidos, un 52% menos, debido a que el comercio con Rusia, su principal comprador, está frenado. La relación en cuanto a la merma se mantiene invariable en el último trimestre.

Como en todo, la contracara de esa performance fue la facturación que redondeó el vino fraccionado. En base a los registros de Promendoza, los U$S 70 millones ingresados ayudaron a superar en un 2,26% al primer bimestre del año pasado.

No le fue tan bien al mosto, que había facturado U$S 19 millones en 2008 y ahora apenas alcanzó 7,7 millones. En términos globales, la facturación cayó un 61%.

Comentá la nota