Incertidumbre en Chile: Piñera pierde terreno

El candidato oficialista y Enríquez-Ominami derrotarían al empresario en el ballottage
SANTIAGO, Chile.- Un complejo escenario de incertidumbre para las elecciones presidenciales dejó ayer en Chile el último sondeo del Instituto de Ciencias Sociales (ICSO) de la Universidad Diego Portales, que por primera vez estableció que el candidato opositor y favorito en todas las encuestas, Sebastián Piñera, podría ser derrotado en un eventual ballottage por sus dos posibles rivales, Eduardo Frei y Marco Enríquez-Ominami.

De acuerdo con la encuesta, Piñera lograría el 30% de los votos en la primera vuelta, seguido del ex mandatario, con 23,7%, y por el diputado independiente, con 17,3 por ciento.

El número de indecisos alcanza el 24%; esto plantea un nuevo y gran interrogante sobre la relevancia que tendrá este grupo en los comicios del próximo 13 de diciembre.

En tanto, para el ballottage de enero el panorama se complica aún más para el empresario y candidato de la Coalición por el Cambio (centroderecha). En un hipotético desempate ante Frei, el senador democratacristiano se impondría por un escaso margen (36,3 a 35,5%). La segunda alternativa, esta vez frente a Enríquez-Ominami, tampoco es muy alentadora: el diputado de extracción socialista lo superaría por más de un punto (35,4 a 34%).

Las reacciones no se hicieron esperar. Frei, siempre reacio a comentar estudios de opinión, reafirmó su idea de que accederá al ballottage. "Mantengo lo que siempre dije: que estaremos en la segunda vuelta y que vamos a ganar por una nariz", expresó, en referencia al humorístico sello promocional de su campaña, relativo a lo estrecha que se prevé la elección y a su prominente facción. El gesto incluso ha sido adoptado por sus partidarios, quienes forman una especie de "L" con los dedos pulgar e índice sobre sus rostros.

Luego de semanas muy complicadas, marcadas por cambios en su equipo y críticas de la oposición por el apoyo de ministros y figuras cercanas a la presidenta Michelle Bachelet, el comando de Frei consiguió reactivar la esperanza cuando faltan poco menos de 50 días para las elecciones. El jefe del comando, el senador Jorge Pizarro, fue enfático en destacar los números del candidato de la Concertación. "La elección de los chilenos es entre Frei y Piñera, el resto es política ficción", dijo.

Piñera, por su parte, consciente de lo negativo del sondeo, evitó referirse a él directamente. "Hemos conocido muchas encuestas, pero estamos convencidos de que ganaremos en primera o segunda vuelta", señaló el empresario, quien además criticó el apoyo de los funcionarios a la candidatura de Frei. "No es correcto ver cómo los ministros reciben instrucciones de parte de un comando", dijo.

Los candidatos opositores son conscientes de que la popularidad de Bachelet, cercana al 80%, puede definir los comicios, los primeros en que la Concertación encara la opción de una derrota desde 1990, tras el retorno a la democracia.

Desconfianza

Por su parte, la extrema derecha cuestionó la validez e imparcialidad del sondeo divulgado ayer.

"La Universidad Diego Portales tiene que revisar su encuesta, porque es la única que tiene ese resultado tan raro. No me parece un antecedente consistente, porque todas las encuestas dicen lo contrario", manifestó el presidente del Senado, Jovino Novoa, de la Unión Demócrata Independiente (UDI).

El jefe de la campaña de Piñera, Rodrigo Hinzpeter, coincidió con el senador. "Sus resultados pierden bastante importancia en relación con otras encuestas serias que se realizaron sistemáticamente y que muestran a Piñera con una clara ventaja."

Amparada en el aplastante 83,9% de aprobación que marcó Bachelet según la misma encuesta, la vocera del gobierno, Carolina Tohá, volvió a ratificar su confianza en la candidatura oficialista. "Se ratifica que ésta es una elección que está abierta, que será más competitiva que nunca y que quienes irán a segunda vuelta serán Frei y Piñera", dijo.

Finalmente, el tercero en discordia, Enríquez-Ominami, se mostró complacido por los números. "Demuestran que en segunda vuelta somos más competitivos que el candidato de la Concertación, que estamos cerca de pasar al ballottage, y confirma que somos la única candidatura que sube", destacó.

Comentá la nota