Ley de incentivo a la industria: ensambladores de PC niegan trasladarse a Tierra del Fuego

La Cámara Argentina de Máquinas de Oficina, Comerciales y Afines (CAMOCA), rechazó una propuesta de las empresas fueguinas que proponían la radicación de los fabricantes de computadoras en la Isla, en el marco de un nuevo desacuerdo entre fabricantes electrónicos y los ensambladores e importadores de computadoras por el proyecto de ley para aumentar los impuestos a los productos informáticos y telefónicos que se producen fuera de Tierra del Fuego.
La semana pasada, desde la Asociación de Fabricantes Argentinos de Terminales Electrónicas (AFARTE) -entidad que agrupa a las compañías que trabajan en la Isla- anunciaron la posibilidad de cambiar el proyecto, que se encuentra en la Cámara de Diputados, para favorecer el ingreso a Tierra del Fuego de los ensambladores que están en el continente.

Pero la iniciativa fue rechazada por la cámara que agrupa a estos fabricantes (CAMOCA). En un comunicado, la entidad recordó que «sin ayuda estatal y sin subsidios» lograron «captar el 87 por ciento del mercado de PC y el 27 por ciento del mercado de notebooks (cifras de la consultora IDC al primer cuatrimestre de 2009), logrando la integración hacia atrás en la cadena de valor (produciendo memorias RAM y Flash), integrada por 427 empresas radicadas en 22 provincias argentinas que genera 6.700 empleos en forma directa y 18.000 empleos en forma indirecta».

«La posibilidad de trasladar una industria existente a la provincia de Tierra del Fuego o que las empresas allí radicadas produzcan para los fabricantes de todo el país, no le resuelve el problema ni a la industria nacional ni al Gobierno, ni a los consumidores, sino que agrava la situación de todos los argentinos», advirtió la cámara.

En ese sentido, observó que las industrias Pymes de bienes informáticos que ya están produciendo en el país, «deberían cerrar sus fábricas para trasladarse a la provincia de Tierra del Fuego».

CAMOCA se preguntó: «¿Quién financia el traslado de las industrias actuales (en su mayoría Pyme) a Tierra del Fuego? ¿Qué se hace con los 6.700 puestos de trabajo que se pierden en todas las provincias del país por el traslado de esta industria existente a Tierra del Fuego? ¿Quién se hará cargo de abastecer el mercado interno con productos nacionales de calidad y a precios accesibles mientras se produzca el traslado? ¿Tiene sentido trasladar la industria existente a Tierra del Fuego?».

«¿No sería mejor fortalecer con muchos menos incentivos la que existe a un costo mucho menor que el que genera este impuestazo y sin provocar aumentos generalizados de precios?», se pregunta la entidad en el comunicado de prensa difundido a los medios del norte del país.

La cámara propuso «imitar el modelo brasileño con su exitosa Ley de IT (Ley de Tecnología de la Información) que logró posicionar a tres empresas dentro de las top 20 fabricantes de computadoras del mundo y curiosamente la número 15 del mundo está fuera de Manaos, más precisamente en el estado de Paraná».

Comentá la nota