INCENDIOS EN TIERRA DEL FUEGO SON "TRAGEDIA" AMBIENTAL, DIJO RIOS: 5.500 HECTAREAS DESTRUIDAS

La gobernadora de Tierra del Fuego, Fabiana Ríos, calificó a los incendios que afectaban a la Provincia desde la semana pasada como "una tragedia en términos medioambientales", en tanto que las últimas lluvias permitieran circunscribir los focos, que consumieron unas 5.500 hectáreas de bosques, según estimaciones oficiales.
Ríos visitó ayer la zona del río Valdez y el sector de Aguas Blancas, una parte de las arrasadas por los incendios.

Luego de la recorrida señaló que "el incendio está por lo menos circunscripto y la situación es ahora más manejable. Por lo menos eso es lo que me manifestaron los especialistas", indicó.

Por su parte, el secretario de Medio Ambiente provincial Nicolás Lucas estimó que eran unas 5.500 hectáreas de bosques las afectadas por las llamas.

Ríos, por su parte, consideró que el fuego constituye "una tragedia en términos medioambientales y de recursos provinciales, porque este incendio debe haber sido uno de los más difíciles, por las características del terreno, del bosque, y de las condiciones meteorológicas".

Esta situación, destacó, "hace que la tarea de los brigadistas sea más valorable todavía".

La gobernadora indicó que, paralelamente a los esfuerzos que continuaban hoy a fin de extinguir completamente las llamas, "se está trabajando en las pericias", a los efectos de determinar "por qué y cómo sucedió y fundamentalmente cómo se previene este tipo de hechos hacia delante".

"En esto me parece que es responsabilidad de todos los que vivimos en Tierra del Fuego, para que hechos de estas características no vuelvan a suceder", sostuvo.

Ríos comentó que pudo "recorrer el lugar en donde descansan los relevos, después de cada jornada de trabajo", y destacó "la solidaridad y la acción puesta de manifiesto de parte de la gente especializada que vino de Chubut, Santa Cruz, Río Negro, y de Parques Nacionales".

Por su parte, Lucas destacó que la situación en el lugar en el que el incendio aún continuaba "está mejorando bastante".

Aclaró que, si bien "técnicamente todavía no podemos decir que el fuego en ese sector está controlado, sí estamos en condiciones de asegurar que está absolutamente contenido".

El funcionario destacó que fueron "ayudados" esta vez por el clima, que se había presentado ventoso y seco días anteriores, ya que el sábado último comenzó a llover y ayer las precipitaciones fueron aún más intensa.

Comentá la nota