Incendios sin control avanzan sobre las afueras de Atenas

Como nunca se vio en los últimos tiempos el cielo de Atenas se cubrió de un espeso humo negro. Un incendio sin control y que avanza sobre las afueras de la capital griega, enturbió el cielo celeste que rodea la Acrópolis y ya provocó la evacuación de 3.500 personas y la destrucción de más de 4.000 hectáreas de olivares y montes.
Avivados por fuertes vientos, los incendios -que se iniciaron el viernes- pusieron a prueba ayer a los bomberos griegos. Uno de los focos de fuego amenazaba a Maratón, la legendaria ciudad desde la cual se dice que un soldado griego corrió a Atenas en el 490 antes de Cristo para anunciar que los persas habían sido derrotados, lo que dio el nombre a la competencia.

Cerca de las 9 de la noche griegas (las 15 de la Argentina), las autoridades ordenaron la evacuación del suburbio ateniense de Pendeli. Hubo escenas de pánicos. Las rutas al sur se congestionaron: en algunas partes las llamas crepitaban a 30 metros del camino. El fuego -al cierre de esta edición- avanzaba hacia las poblaciones de Grammatiko, Kalentzi y Varnavas, cerca de Maratón, a 40 kilómetros al nordeste de la capital griega, dejándolas aisladas. Varios residentes huyeron a pie o en bicicletas.

Las llamas -informaron los bomberos- avanzaban hacia zonas residenciales más pobladas cerca de Atenas y se esperaba que por el calor del verano en las próximas horas la situación empeorara.

Así ayer sus pobladores recuerdan a los incendios del verano de 2007, cuando el fuego quemó en 10 días 250.000 hectáreas y mató a 65 personas.

Comentá la nota