Los incendios de bosques, fuera de control en Canarias

Fuertes vientos avivaron por segundo día consecutivo los incendios en los bosques de la isla canaria de La Palma, y los bomberos se vieron forzados ayer a retroceder a medida que las llamas salían de control cerca de dos ciudades, informaron las autoridades españolas.
Mientras una gran nube de humo subía hacia el cielo desde la punta sur de la isla, el jefe del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, visitó ayer dos zonas afectadas por el fuego y observó el trabajo de los cerca de 500 bomberos que buscan controlar el fuego en la isla, con ayuda de siete aviones que lanzan agua.

"Soy consciente de los daños ocurridos, he sido testigo", dijo Zapatero, y anunció ayudas del Estado para los afectados.

Unas 4.000 personas fueron evacuadas, y los bomberos debieron retirarse cuando el fuego se descontrolaba cerca de los pueblos de Fuencaliente y de Tigalete.

Comentá la nota