Incendio forestal: peligra el Parque Nacional Calilegua

El intendente del Parque Nacional Calilegua, Marcelo Fernández, expresó su preocupación por el avance del incendio forestal que amenaza ingresar al territorio del Parque. Advirtió además que la empresa petrolera que opera dentro de los límites de la reserva natural amaga abandonar el yacimiento y dejar treinta pozos sin control.
Acerca de los incendios forestales que se repiten en distintos puntos de la provincia desde hace semanas, Fernández señaló que "el parque está muy complicado. Nosotros pensábamos o que llovía o que había capacidad operativa de apagar los fuegos que se iniciaron hace unos diez días. Eso no pasó, así que estamos tomando una decisión importante porque el fuego, por el norte del parque, a la altura de Yuto, está a punto de entrar al parque".

"El fuego se va a juntar con el petróleo", dijo Fernández al recordar el conflicto que se reavivó en los últimos meses por la explotación petrolera que se desarrolla dentro de los límites del Parque Nacional Calilegua.

"Por movilización social de determinadas organizaciones no gubernamentales es un tema público -recordó el guardaparque quien explicó además que - data del año 69, cuando el Estado argentino, a través de YPF decide en Caimancito explotar pozos de petróleo. Lo que nosotros hicimos desde la gestión es poner el problema arriba de la mesa".

"Para nosotros es un yacimiento que no tiene una visión estratégica de cuándo se termina o cuáles son sus impactos -precisó, al tiempo que anheló que- ojalá las autoridades provinciales y otras instancias del Gobierno nacional que tienen que ver con el tema del petróleo, le den una visión estratégica para ver cuándo esos pozos de petróleo se terminan en Calilegua".

Dijo además que "hay que decir cómo, cuándo y trabajar muy fuertemente todos los temas de impacto ambiental que actualmente existen y que también a nadie se le escapa".

En relación con las especulaciones que apunta al posible alejamiento de la empresa petrolera, el intendente del Parque aseguró que "lo peor que nos puede pasar ahora, porque varias personas la plantean, es que se vaya la empresa de petróleo del yacimiento, porque nos deja a la jurisdicción de Parques y a los jujeños, treinta y seis bombas de tiempo, que son pozos de petróleo sin control. Cerrar un yacimiento es toda una inversión y una política de mediano plazo y eso es lo que nosotros estamos buscando, seguimiento ambiental serio, pero para cerrar los pozos en el tiempo que sea necesario".

Comentá la nota