Incendiaron una propiedad del intendente de Castex

El intendente de Eduardo Castex, Juan Chiquilitto, fue víctima de un atentado en una vivienda de su propiedad, ubicada a escasos metros de la ruta provincial 102, al norte de la zona urbana de esta localidad. Autores desconocidos incendiaron el inmueble donde redujeron a cenizas algunos objetos y recuerdos familiares.
Sólo los picaportes.

"No sabemos quiénes pueden haber sido los autores. Sí está confirmado que fue un hecho intencional y tengo claro que es producto de mi función en la intendencia. Igualmente estas acciones no me amedrentarán en mis posturas ni en mi esfuerzo por tratar de hacer las cosas lo mejor posible para toda la población", dijo ayer el intendente. Las versiones recogidas por LA ARENA indican que Chiquilitto tomó conocimiento que habían incendiado "la matera del campito", como el mismo la denominó, el domingo al medio día cuando concurrió con sus hijos al predio rural.

Las paredes ya no tenían temperatura y todo lo que guardaba en el interior había quedado reducido a cenizas. Posteriormente, habría radicado la denuncia y peritos de distintas reparticiones policiales de la Unidad Regional I habían trabajado los días miércoles y jueves en la investigación, pero recién ayer trascendió la información.

"Cuando llegamos, vimos que se había tratado de levantar una parte de un portón y había manchas de humo en las aberturas. En ese sitio, no hay nada que genere combustión, porque no tiene servicios de energía eléctrica ni gas. Me contacté con la policía y se hicieron pericias, de las que se desprende que el incendio fue intencional", dijo Chiquilitto. Para el intendente, no se trata de alguien que ingresó y se le incendió algún objeto, sino que la persona que entró al lugar lo hizo para prender el fuego a través de un ventiluz.

Al parecer las llamas fueron de magnitud porque se partieron las paredes y no quedó nada adentro. Había algunas puertas placas de la cuales solo se recuperaron los picaportes. "No había cosas de valor económico, sino sentimental, como los sillones de mi abuelo".

Ningún hecho puntual.

El jefe comunal relató que tanto la policía, como los bomberos hicieron pericias y que se está trabajando para si alguien vio algún movimiento sospechoso."Tengo claro que fue un incendio intencional, pero no sé si tiene relación con un hecho puntual".

Para Chiquilitto, el hecho constituye una venganza por alguna acción de gobierno. "Acá tomas decisiones sobre distintos temas y la gente lo toma de diferentes maneras: no me quedan dudas que fue una represalia por la función en la intendencia", concluyó.

Comentá la nota