Incautaron estupefacientes por un valor cercano a los 100 mil pesos

Dos personas de origen boliviano, una de ellas menor de edad, fueron aprehendidas por la policía poco después de descender de un micro proveniente de la Capital Federal. Se incautaron 5,130 kilogramos de droga.
El secuestro de una cantidad importante de estupefaciente valuado en unos 100 mil pesos y el arresto de dos personas de nacionalidad boliviana, una de ellas menor de edad, logró ayer a la mañana la policía durante un operativo llevado a cabo en la terminal de ómnibus local, informaron fuentes oficiales.

El procedimiento, desarrollado alrededor de las 6.50, lo llevó adelante personal de la comisaría Quinta, a cargo del comisario Flavio Fatutta, y Gabinete de Narcocriminalidad de la Policía Departamental.

Según se informó, la exitosa operación fue el resultado de una amplia investigación realizada en el último tiempo, respecto a la presunta venta de droga en el barrio Noroeste.

El mayor de los sospechosos fue identificado como Luis Alberto Virreira Panozo (38), nacido en la ciudad boliviana de Charcas y con actual domicilio en la Villa 31, de Capital Federal.

El adolescente que lo acompañaba, de 15 años, cuyos datos filiatorios no se suministraron por cuestiones legales, es oriundo de Santa Cruz de las Sierras y vive en Villa Soldati.

Los voceros consultados indicaron que en poder de los aprehendidos se hallaron 2,057 kilogramos de cocaína compactados en tizas de unos 10 gramos cada una, contabilizándose 200 tizas aproximadamente.

También se incautaron tres ladrillos de marihuana, cuyo peso estimado sería de 3,080 kilos, dos teléfonos celulares y algo de dinero en efectivo.

"El total de la sustancia incautada es de 5,130 kilogramos de estupefaciente de máxima pureza", destacó el informante.

Fatutta explicó que ambas personas fueron interceptadas poco después de que descendieran de un colectivo de la empresa Plaza proveniente de la Capital Federal y que tenía como destino final la ciudad de Neuquén.

Presunta comercialización

"Se procedió a abordarlos cuando bajaron del micro, incluso se secuestró los boletos en su poder. Al darnos a conocer como policías comenzaron a correr e intentaron desprenderse de las cosas, pero fueron rápidamente reducidos en el hall de la terminal", comentó a "La Nueva Provincia" el jefe policial y agregó que "con la presencia de testigos se procedió a requisar el equipaje y se halló la cocaína y la marihuana".

Los sospechosos llevaban tres mochilas que fueron secuestradas con todo su contenido.

Fatutta indicó que desde hace un tiempo se venía investigando la presunta comercialización de estupefacientes en la jurisdicción de la comisaría Quinta.

"Teníamos la información de que la droga vendría vía terrestre en colectivo, por lo que se preparó el procedimiento y por suerte salió de la mejor manera".

A partir de las aprehensiones y el decomiso de la droga, se labraron las correspondientes actuaciones sumariales, que ayer a la tarde fueron giradas para que sean analizadas por el doctor Diego Torres, a cargo de la Ayudantía Fiscal en Estupefacientes.

Al respecto, fuentes judiciales explicaron que el fiscal tenía previsto analizar el caso minuciosamente para luego, durante el día de hoy, indagar a Virreira Panozo.

En el hecho también interviene la Unidad Funcional de Instrucción y Juicio Nº 3, del doctor Oscar Bautista Duizeide.

Las fuentes también señalaron que el personal se encuentra abocado a establecer si el mayor de los detenidos cuenta con antecedentes penales.

El adolescente, en tanto, quedó a disposición de la doctora Betina Ungaro, a cargo de la fiscalía del Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil Nº 1.

Los informantes comentaron que, teniendo en cuenta que el chico resulta inimputable, la fiscal decidió que sea entregado al Servicio Zonal de Protección, a los efectos de que sea alojado hasta que se logre contactar a sus familiares.

Dato oficial. Fuentes policiales señalaron que en la actualidad el valor de venta de una "tiza" de cocaína ronda los 260 pesos y contiene 20 gramos de sustancia, por lo que el costo de las doscientas unidades secuestradas en la víspera sería de unos 52.000 pesos.

Comentá la nota