El BTF inauguró sus remodeladas instalaciones en Ushuaia

La ampliación permitirá mejorar la atención al público. La gobernadora y el titular de la entidad, Ricardo Iglesias, resaltaron la solidez financiera de la institución.
Con la presencia de la gobernadora Fabiana Ríos y del intendente de Ushuaia, Federico Sciurano, ayer se inauguró la remodelación de las instalaciones del Banco de Tierra del Fuego, ubicadas en San Martín y Roca.

Se trata de un amplio espacio para mayor comodidad de los clientes, el cual cuenta con unas 15 cajas para atención al público y el nuevo servicio de cajas de seguridad.

Luego del corte de cintas, del que también participó el titular de la entidad, Ricardo Iglesias, Ríos destacó que se trata de "un hecho muy auspicioso" por tratarse de una entidad provincial que "en los últimos años, y a pesar de la crisis, ha crecido en confiabilidad, depósitos y ganancias".

La mandataria remarcó que "esto no se debe sólo a una gestión eficiente de parte de este directorio, si no fundamentalmente al compromiso de los trabajadores que han hecho posible esta realidad".

Asimismo, apuntó que las nuevas instalaciones "permiten a los usuarios estar mas cómodos y brindar mayor cantidad de servicios".

En tanto, enfatizó que "no es cualquier entidad, es una de las pocas entidades públicas que quedan en la Argentina y que ha demostrado a través de sus indicadores que, a pesar de las crisis, si existe la decisión política y la decisión de los trabajadores se puede hacer una gestión eficiente".

En esa línea, Ríos mencionó que "hasta el año pasado nuestro Banco figuraba 12 entre 50 entidades y por sobre el Banco Nación y el Citibank, y esto no es una cuestión menor si recordamos que hace siete u ocho años estábamos en la tapa de los diarios por diversos escándalos de corrupción".

"Haber transformado esto en una entidad con credibilidad y confiabilidad, me parece que es un hecho sumamente auspicioso", recalcó.

Por su parte, el titular del BTFmanifestó su satisfacción por la reciente inauguración de las ampliaciones realizadas en la sucursal de Ushuaia, asegurando que forma parte "de un ambicioso plan de cambios" para "consolidar el posicionamiento de la entidad en materia de rentabilidad y atención a los clientes".

Al igual que Ríos, Iglesias reseñó que "hace un año atrás la revista Fortuna, en un estudio de calidad empresaria, ubicó al Banco Tierra del Fuego en el puesto número 12 sobre un total de 50 entidades", mientras que "hoy la mayor parte de los indicadores en que se basó dicho estudio han mejorado".

El directivo graficó que "entre diciembre de 2007 y agosto de 2009 los depósitos crecieron un 22%; los préstamos un 16% y el patrimonio neto un 56 %", y además "mejoró la eficiencia de la entidad ya que a diciembre de 2007 los ingresos cubrían el 59% de los gastos", mientras que "en agosto de 2009 esta cobertura había crecido al 66%".

En cuanto a la rentabilidad del BTF, Iglesias explicó que "en agosto de este año el retorno sobre patrimonio era del 25,4% frente al 14,8% del sistema, y el retorno sobre activos del 4,2% frente al 1,8% del sistema". Y agregó: "Todo esto se hizo en medio de una de las crisis financieras más formidables que el mundo ha conocido, crisis a pesar de la cual el Banco de Tierra del Fuego nunca recortó el crédito y logró además mantener un nivel de tasas extremadamente competitivo".

Asimismo, describió que "dentro de un ambicioso plan de cambios con el nuevo edificio de la Sucursal Ushuaia se ha dado el primer paso en el nuevo sistema de atención en sucursales, con mayor confort y mejor tecnología".

En ese marco, anunció que se ha redefinido además el área comercial de la entidad, creando una división específica para la atención de empresas a tono con la tendencia del mercado en este ámbito.

Al respecto, apuntó que "es aquí donde se presenta el mayor desafío del BTF en los tiempos que vienen. Estar más cerca de los clientes, anticiparse a sus necesidades, convertirse en el referente de confianza a la hora de decidir una inversión o encarar un proyecto, ya sea planear un viaje, ampliar la casa, instalar una nueva boca de expendio o incorporar tecnología".

Del mismo modo, expresó que la Carta Orgánica de la entidad "establece con claridad la misión de fomentar el desarrollo de la economía provincial, e instrumentar vehículos para ayudar a mejorar las condiciones de vida de los fueguinos".

En función de ello, dijo que "es deber del BTF velar por la seguridad de los depositantes y cumplir con la normativa que el Banco Central establece para la operación bancaria, del mismo modo que el Banco tiene la firme voluntad de financiar proyectos viables, porque esa es su razón de ser". Y concluyó: "Somos el banco de los fueguinos y queremos ser su orgullo".

Comentá la nota